¿La miel sin pasteurizar es buena contra la artritis?

La miel es un elixir con una antigüedad de varias generaciones, aunque sus efectos positivos contra la artritis son poco claros.

Miel.

Aunque existe evidencia de que el veneno de las abejas puede ser un poderoso tratamiento antiinflamatorio para quienes sufren de artritis, hay poca evidencia que sugiera que la miel tiene el mismo efecto.

Es cierto que la miel puede hacer más fácil de tomar un té verde, que es bueno para la salud, ¿pero puede también ayudarte a mantener saludables tus articulaciones? Según las estadísticas gubernamentales, uno de cada cinco adultos estadounidenses (o 51,9 millones de personas) han sido diagnosticados con artritis. Se estima que para el año 2030, como nuestra población seguirá envejeciendo, 67 millones de estadounidenses adultos tendrán esta enfermedad.

¿Qué es la artritis?

La artritis es una enfermedad en la cual una o más articulaciones se inflaman y duelen. Incluye la descomposición del cartílago, el cual amortigua las articulaciones y actúa como un absorbedor de impactos cuando les aplicas presión a estas al realizar tus tareas cotidianas. Sin un cartílago adecuado, es posible que experimentes síntomas como:

• Dolor

• Inflamación

• Falta de sensibilidad (especialmente a la mañana)

• Movilidad limitada

• Enrojecimiento de la piel alrededor de la articulación

• Calor alrededor de la articulación

Las causas comunes de la artritis incluyen:

• Desgaste general de los huesos que ocurre con el tiempo o con la edad (osteoartritis)

• Huesos rotos

• Infecciones virales o bacteriales

• Una enfermedad autoinmune o en la cual el sistema inmune se ha confundido y ha atacado tejidos saludables (artritis reumatoidea)

El dolor en las articulaciones se puede manejar si se trata la causa real. De todos modos, los síntomas pueden regresar o persistir por largos periodos de tiempo, y probablemente deban tener que ser controlados por el resto de tu vida. No hay un único tratamiento general para la artritis. A veces, es necesaria una combinación de tratamientos médicos, físicos y alternativos para poder controlar apropiadamente los síntomas.

La miel: ¿un tratamiento alternativo?

Por siglos, la miel ha sido usada para tratar una gran variedad de malestares y enfermedades, desde quemaduras y heridas hasta resfríos y gripes. Algunos compuestos químicos de la miel llamados compuestos fenólicos han demostrado ser efectivos antibióticos y antioxidantes.

La miel sin pasteurizar es la sustancia cruda, recién sacada de la colmena, que no está tratada ni procesada antes de llegar a las tiendas o al mercado de los granjeros de tu zona. Como contiene sustancias medioambientales en las cuales se creó, su composición varía según la región del mundo en la que te encuentres, por lo que también puede variar la actividad de estos compuestos fenólicos.

La investigación

Las propiedades antimicrobianas de la miel cruda han sido probadas en muchos estudios y críticas, y los investigadores continúan búscandoles otros potenciales beneficios para la salud.

Por ejemplo, un estudio danés publicado en el diario Wound Repair and Regeneration comparó las propiedades curativas de las vendas empapadas en miel con las empapadas en plata para el tratamiento de las heridas malignas (cancerosas). El estudio halló una marcada mejoría en ambos grupos en términos del tamaño de las heridas, el grado de higiene, olor y dolor, aunque la mayoría de los participantes hallaron que las vendas empapadas en miel impactaron de manera significativa en el tamaño de las heridas y su higiene.

Los investigadores de the Straub Clinic and Hospital de Honolulu estudiaron la eficacia de varios tratamientos altenativos (incluyendo la dosificación de un elixir con vinagre y miel) al tratar la artritis. De todos modos, este particular estudio fue incapaz de determinar nada conclusivo, debido a la pequeña cantidad de participantes, que incluyó a solo 51 pacientes.

Otra investigación muestra que la miel cruda y los productos relacionados con las abejas como el veneno, la jalea real (una secreción de las abejas) y el propóleo, un sellador de colmenas fabricado por las abejas, pueden ser efectivos para tratar muchas enfermedades de la piel, así como también los síntomas menopáusicos y el dolor crónico y la inflamación asociadas con la artritis y la esclerosis múltiple.

Aunque existe evidencia de que el veneno de las abejas puede ser un poderoso tratamiento antiinflamatorio para quienes sufren de artritis, hay poca evidencia que sugiere que la miel tiene el mismo efecto.

La conclusión

Desde el punto de vista nutricional, la miel puede ser un endulzante sustancioso. Un poco de miel es suficiente para tu té o para ser vertida sobre un poco de yogur o una fruta, y actúa como un excelente sustituto para el azúcar y otros endulzantes. De todos modos, una cucharada contiene 64 calorías y 17 gramos de carbohidratos, por lo que disfrútala con moderación para que tu dieta en general sea saludable.

A pesar de que tiene beneficios para la salud, ten cuidado al darle miel cruda sin pasteurizar a los niños pequeños. Ten presente que la miel no se le debe dar a niños con menos de 12 meses de edad debido al riesgo de que les genere reacciones alérgicas, ya que puede contener esporas Clostridium botulinum y toxinas.

Como siempre, asegúrate de comprobar la información con tu médico si estás interesado en realizar cambios significativos en tu dieta o estilo de vida para manejar tu control del dolor de la artritis. Tu médico puede ayudarte a personalizar un plan de tratamiento comprensivo que se adapte a tus necesidades específicas.

Sobre el autor

Eilender es un profesor universitario y escritor sobre las ciencias de la salud que vive en Nueva Jersey.

Foto: Medioimages/Photodisc/Valueline/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth eilender, ms, rd, cdn
Traducido por aurelius smith