Miel y leche para la piel

La miel se ha estado usando como medicina desde hace más de 2.000 años. Este producto está jugando un papel cada vez mayor en la medicina holística, particularmente por la manera en que puede beneficiar a la piel. La leche se utiliza en muchos productos para la piel tales como lociones humectantes y jabones. La leche de cabra, en particular, se ha usado desde hace muchos años en el cuidado de la piel. Combinar la miel con la leche puede proporcionar beneficios para la piel.

Historia

Tanto la leche como la miel tienen una larga historia en su uso para reducir los efectos de la edad y mantener la piel luciendo fresca y hermosa. La reina egipcia, Cleopatra, fue conocida por tomar baños de leche de cabra. La miel formó parte de la medicina china desde el Siglo VI a.C. Varios textos religiosos, incluyendo la Biblia y el Corán, también mencionan a la leche y la miel como alimentos que son sustentos para el cuerpo y el alma.

Significancia

Según Organic Facts, la miel es una rápida fuente de energía y fácilmente se convierte en glucosa. También ayuda a digerir la grasa almacenada en el cuerpo y a bajar de peso. Consumir miel ayuda a reducir los radicales libres, a estimular el sistema inmune y a reponer los nutrientes vitales de la piel que la mantienen joven y sana. La leche es rica en nutrientes beneficiosos para la piel y el cuerpo en su totalidad, como el calcio, el potasio, las vitaminas A y D, el fósforo y proteínas. También puede nutrir tu piel desde afuera ayudando a retener la humedad.

La función de la miel

Debes aplicar la miel directamente sobre la piel. Según el Skin Care Resources Center, la miel es un humectante, lo que significa que atrae y mantiene la humedad dentro de tu piel. Esto no sólo beneficia a las personas con piel seca, sino también a las de piel grasa porque ayuda a retener la humedad natural de la piel sin producir una película oleosa. La miel también puede reducir las arrugas y ayudar a que tu piel mantenga su elasticidad. Según el Bastyr Center for Natural Health, la miel es efectiva para curar heridas, úlceras y quemaduras. Los pacientes que sufren de quemaduras superficiales y fueron tratados con miel experimentaron una rápida reducción en el dolor y en la inflamación de la piel. Además, una vez que la herida se curó, las cicatrices fueron menores.

La función de la leche

Según The Daily Green, beber leche cruda periódicamente puede resolver varios problema de la piel. Si bebes leche regularmente y adviertes una urticaria, puede que tengas una reacción alérgica y debes recibir atención médica de inmediato. Organic Facts recomienda mezclar leche con miel para obtener los máximos beneficios para la piel de ambos productos. Una cucharada de miel en un vaso de leche tibia es una buena forma de combinarlos.

Advertencia

Si bien no es algo común, algunas personas son alérgicas a la miel. Los síntomas pueden oscilar entre una irritación en la piel hasta tos y síntomas parecidos a una influenza has anafilaxis. Las personas que son alérgicas a otros alimentos como el gluten o las nueces pueden ser sensibles a la miel. La gente que es alérgica a determinado polen de las plantas también puede ser susceptible a la miel, en especial si ésta proviene de abejas recolectoras del polen de esas plantas en especial. Si tienes una reacción alérgica a la miel, busca atención médica de inmediato.

Más galerías de fotos



Escrito por corinna underwood | Traducido por irene cudich