La miel y la canela para la hipertensión

La hipertensión es el término médico para la alta presión. Este desorden afecta a casi 2/3 de los estadounidenses de más de 65 años, de acuerdo al University of Maryland Medical Center. Los cambios en el estilo de vida, incluyendo la dieta, pueden minimizar el riesgo de la hipertensión. Aunque las terapias alternativas, como la canela y la miel, te pueden dar ciertos beneficios de salud; consulta con tu médico antes de tratarla con remedios alternativos.

Hipertensión

La hipertensión ocurre cuando el promedio de la presión mide consistentemente más de 90/140. Muy de vez en cuando tiene síntomas previos, aunque los casos avanzados con frecuencia producen dolores de cabeza, náuseas, problemas de visión, confusión y convulsiones. Aunqe la alta presión generalmente se debe a factores genéticos, hay varias cosas que puedes hacer para disminuir el riesgo de tener un desorden peligroso. La obesidad es un de los mayores contribuyentes al desarrollo de la hipertensión. Controlando tu peso haciendo una dieta rica en frutas y verduras te puede ayudar a reducir el riesgo de la presión alta. Además de los cambios en la dieta, los medicamentos recetados, como los bloqueadores-beta y los diuréticos son los usados más comúnmente para tratar este desorden.

Canela

La canela tiene una larga historia en el tratamiento de desórdenes de la salud, incluyendo la hipertensión. La corteza de la planta tiene ingredientes medicinales, incluyendo el aceite esencial que es el que tiene una fuerte fragancia y sabor. Algunas investigaciones indican que esta hierba es beneficiosa para reducir la presión. Un estudio, en el que participaron 58 personas, dió como resultado que las dosis diarias de canela bajaban el nivel de azúcar en sangre y los niveles de la presión, de acuerdo al NYU Langone Medical Center.

La miel

La miel contiene un 80% de azúcar, así como rastros de proteínas, minerales y agua. Tu cuerpo puede absorber y utilizar la miel fácilmente, haciendo que sea una útil fuente de carbohidratos. Aunque las investigaciones preliminares sugieren que ese producto puede tener un papel en la reducción de la hipertensión, la Clínica Mayo advierte que no hay evidencia suficiente para su uso y que se necesitan más estudios para determinar sus beneficios.

Precauciones

Aunque la miel y la canela son seguras para que las consuman la mayoría de la gente, no son tratamientos acostumbrados o reconocidos para manejar, o reducir, a la hipertensión. La miel puede producir diarrea en alguna gente y es una sustancia natural no apta para los bebés de menos de un año, debido al riesgo de botulismo. La canela puede interactuar con ciertas medicaciones, especialmente las de la diabetes. El aceite esencial es altamente concentrado y puede ser tóxico. Evita ingerir el aceite y sólo usa a esta hierba como un tratamiento medicinal con la supervisión de tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por adriana de marco