¿Puede la miel ayudar con las manchas de la piel?

Defectos de la piel, también conocidos como manchas o cicatrices, son el resultado común de los brotes del acné. Para algunas personas, las manchas de la piel son difíciles de eliminar, en detrimento de tu aspecto físico y con el tiempo pueden conducir al desarrollo de una autoimagen pobre. Los tratamientos tópicos para reducir las manchas de la piel pueden ser costosos. La miel, un tratamiento en el hogar de bajo costo para manchas de la piel que tiene una larga historia de uso, puede ser un potente anti-microbiano y anti-inflamatorio.

Historia

Antes de la invención de los tratamientos anti-bacterianos farmacéuticos de venta libre para la piel, la miel se utilizaba ampliamente en todo el mundo para la curación de heridas y minimizar la apariencia de las cicatrices. Conocido como uno de los secretos de belleza de Cleopatra, la miel es ahora un ingrediente común en productos de cuidado de la piel y un tratamiento de autocuidado popular en el hogar.

Beneficios

La miel contiene los azúcares glucosa y fructosa, ácidos alfa-hidroxi naturales que exfolian la piel. Los exfoliantes naturales reducen la aparición de manchas, dejándo la dermis suave y con un tono uniforme. Cuando lavas la miel de tu piel, una pequeña cantidad permanece en los poros. Como resultado, los azúcares atraen el agua del aire, manteniendo la piel hidratada, lo que es importante en cualquier tratamiento de imperfección de la piel. El profesor Peter Molan, un científico de la Honey Research Unit at the University of Waikato, afirma que toda la miel contiene peróxido de hidrógeno a concentraciones variables debido a una enzima específica que las abejas suman a la miel. El peróxido de hidrógeno es un potente anti-microbiano. El uso diario no sólo minimiza la aparición de manchas, sino que también evita la recurrencia de lesiones de acné, la causa de los defectos de la piel.

Investigación

La investigación de la revista American Journal of Clinical Dermatology muestra que la miel puede ser usada para curar las heridas y quemaduras debido a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. En un estudio que comparó un fármaco antibacteriano popular con la miel para la cicatrización de heridas, los investigadores llegaron a la conclusión de que los efectos beneficiosos de la miel redujeron el tiempo de curación y las cicatrices en pacientes con quemaduras de primer y segundo grado.

Consideraciones

Hay muchas maneras de utilizar la miel para el tratamiento de manchas de la piel. Algunas recetas caseras la combinan con aceites esenciales, jugo de limón o puré de frutas. También puedes utilizar la miel sola. Para que el tratamiento sea efectivo, aplica sólo una fina capa y déjala durante un mínimo de 15 minutos. Puedes utilizar un paño caliente para eliminar la miel. Para utilizar esta como un tratamiento localizado, aplica una pequeña gota en la mancha y cúbrela con una gasa o un pequeño vendaje antes de acostarte. Los efectos anti-inflamatorios de la miel reducen la mancha durante la noche. Los defectos de la piel no siempre aparecen en la cara. Para el tratamiento de manchas localizadas en el pecho o en la espalda, agrega una taza de miel a un baño caliente.

Precaución

Cuando compres miel, busca una cruda natural sin aditivos. Las mieles procesadas ​​con aditivos pueden irritar la piel. Antes de utilizarla, prueba la sensibilidad de tu piel realizando una prueba con una pequeña cantidad a lo largo de tu línea de la mandíbula. Lava la miel y busca cualquier picazón o enrojecimiento. No utilices la miel como tratamiento si notas irritación en la dermis.

Más galerías de fotos



Escrito por olivia rose, nd | Traducido por sofia loffreda