¿La miel aumenta el nivel de testosterona?

La miel es un jarabe rico en azúcar que se pretende que sea un edulcorante beneficioso, ya que contiene azúcar natural, para usar en lugar de los edulcorantes artificiales, como el jarabe de maíz alto en fructosa. Mientras que la miel puede ser beneficiosa en algunos aspectos, un aspecto nutricional para el que es poco probable que lo sea es el aumento de la testosterona. Varios nutrientes pueden aumentar los niveles de testosterona, pero la miel no es rica en estos nutrientes, por lo que no es probable que impacte en tu nivel de testosterona. Consulta a un médico antes de tratar cualquier condición médica, como los niveles bajos de esta hormona.

Fibra

Un beneficio potencial de la miel para aumentar los niveles de testosterona es que no contiene ninguna fibra dietética. La fibra dietética es un nutriente esencial que ayuda en la digestión saludable, promueve la sensación de saciedad y puede ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, la investigación publicada en la edición de "The American Journal of Clinical Nutrition" de diciembre de 1996 indica que el exceso de fibra puede inhibir la producción de testosterona. Por lo tanto, la sustitución de alimentos ricos en fibra por miel puede ayudar a aumentar tus niveles de testosterona.

Grasa

La miel no contiene grasas dietarias, lo que puede ser útil si estás tratando de reducir la grasa y las calorías, pero es perjudicial para la producción de testosterona. Además de suministrar energía y ayudar a tu cuerpo a absorber las vitaminas, las grasas en la dieta están implicadas en la producción de hormonas. Según una investigación publicada en la edición de noviembre de 2004 del "International Journal of Sports Medicine", el aumento de la ingesta de grasas puede promover el aumento de los niveles de testosterona.

Azúcar

La miel es rica en azúcar, con más de 17 g por porción de 1 cda. Mientras que el azúcar hace que la miel tenga buen sabor y puede proporcionar energía, puede ser perjudicial para los niveles hormonales. La investigación realizada en 2009 en el Massachusetts General Hospital encontró que el consumo de azúcar causó una reducción en los niveles de testosterona, por lo que la miel no es una buena elección alimentaria para mejorar la liberación de esta hormona.

Magnesio

Además de la grasa de la dieta, otros nutrientes pueden promover una mayor liberación de testosterona. Entre ellos se encuentra el magnesio, de acuerdo con un estudio realizado en la edición de febrero de 2009 del "Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis". Desafortunadamente, la miel no contiene magnesio, por lo que no puede proporcionar este impulso beneficioso para la testosterona.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por mar bradshaw