Cómo mezclar polvo de proteína con harina de avena caliente

Un tazón humeante de avena es un desayuno saludable que baja el colesterol y sabe muy bien en las mañanas frías. Dale a tu avena un toque extra vertiéndole una cucharada de proteína en polvo. La proteína ayuda a reconstruir los músculos dañados y te da energía para seguir adelante hasta la hora del almuerzo. La combinación de harina de avena y proteína en polvo también puede ayudarte a sentirte satisfecho por más tiempo, lo cual es una ventaja para las personas que hacen dieta. No hay necesidad de añadir proteína en polvo al agua mientras se cocina la avena. Puedes simplemente añadir una cucharada a la taza justo antes de comer.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Proteína de suero en polvo aislada
  • Avena seca
  • Agua hirviendo
  • Plátanos
  • Tazón
  • Taza de medición
  • Cuchara

Instrucciones

  1. Hierve 1 taza de agua en la estufa o en el microondas. Tal vez desees añadir unas cucharadas adicionales de agua para compensar la acción espesante de la proteína en polvo.

  2. Vierte 1/2 taza de avena al agua hirviendo. Baja el fuego y revuelve constantemente durante un minuto.

  3. Añade una cucharada de proteína en polvo a la avena cocida justo antes de comer. La proteína de suero en polvo aislada se integra suavemente a la avena sin que se formen grumos.

  4. Revuelve bien la avena para que se mezcle con la proteína en polvo de manera homogénea.

  5. Añade un plátano molido o en rodajas a la harina de avena para que quede más suave y disimule el sabor de la proteína en polvo.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por nieves fragola