Métodos faciales caseros

AirNow informa que la contaminación de partículas de materia, que consta de sólidos microscópicos o pequeñas gotas líquidas merma la calidad del aire. Estas minúsculas partículas también irritan los ojos y la nariz y se pueden acumular en la superficie de la piel causando una irritación persistente. No siempre es posible reducir tu exposición a la contaminación. Sin embargo, existen métodos faciales caseros que pueden eliminar estas toxinas de la piel para asegurar que tus poros estén libres de impurezas.

Exfoliación facial casera

La dermis es la capa interna densa de la piel donde se generan continuamente células nuevas. Mientras estas células ascienden a la epidermis, la capa superior, lentamente mueren y se rellenan con keratina (el compuesto protector de la piel). Con el tiempo, estas células muertas de la piel se acumulan haciendo que la piel luzca menos brillante y poco saludable. Si no se trata, los poros pueden obstruirse resultando en acné y otras manchas antiestéticas. Una exfoliación facial casera ayuda a remover esta acumulación para revelar células nuevas y renovar tu piel. Ten en cuenta esta fácil receta de Skin-disease.org: En una fuente, mezcla 2 cucharadas de harina de maíz mezclada con agua para formar una pasta. Agrega 1 cucharada de miel, 1/2 cucharadita de polvo de sándalo y 1/2 cucharadita de polvo de khus-khus (semillas de amapola). Aplícatelo en el rostro con movimientos circulares para remover las células muertas de la piel. Ten cuidado cuando exfolies alrededor de áreas sensibles como los ojos y la boca ya que la mezcla te puede arder. Enjuaga bien tu cara con agua tibia y luego aplica tu régimen regular de limpieza de tu piel.

Tratamiento facial casero con vapor

El calor abre los poros y permite realizar una limpieza profunda. Los tratamientos faciales con vapor ayudan a expulsar impurezas mientras que preparas la piel para tu rutina regular de limpieza de la piel. Daily Glow recomienda un método sencillo de vapor para hacer en casa. Llena tu lavabo con agua caliente o hierve una cacerola con agua. Puedes agregarle unas pocas gotas de aceite de tomillo (un antimicótico y antibacterial natural) o usa hojas de té verde o manzanilla, esto ayudará a que relajes tu piel y tus sentidos. Cubre tu cabeza alrededor de la olla o del lavabo para capturar el vapor. Permanece debajo de la toalla entre cinco y siete minutos para permitir que tus poros se abran y drenen. Enjuaga tu rostro con agua tibia para eliminar las impurezas y los residuos. Luego aplica tu producto de limpieza habitual.

Máscara facial casera

Las máscaras faciales caseras son tratamientos efectivos y naturales para aclarar la piel y expulsar impurezas. Muchos productos de venta en el mercado contienen ingredientes que pueden secar la piel y molestar erupciones. Usando ingredientes comunes de tu casa puedes preparar una máscara facial calmante y no abrasiva. Skin-disease.org recomienda esta máscara facial de manzana de otoño. Mezcla 1/4 de manzana, 1/2 cucharadita de miel y 1 cucharada de avena en un bol pequeño. Haz un puré con los ingredientes y aplica la mezcla sobre tu rostro, deja que se seque durante aproximadamente 10 minutos y luego enjuaga. La avena tiene un efecto calmante sobre la piel que la deja suave y humectada.

Más galerías de fotos



Escrito por skyler white | Traducido por irene cudich