Metabolismo y sudores nocturnos

Los doctores utilizan el término metabolismo para describir todos los procesos físicos y químicos involucrados con la descomposición y uso de la energía. Aunque la mayoría asocia la digestión y la eliminación de residuos con el metabolismo, también incluye la circulación sanguínea, respiración, contracción muscular, función del nervio, regulación de la temperatura corporal y función cerebral. Las enfermedades médicas que alteran tu metabolismo pueden interferir con la habilidad del cuerpo para regular la temperatura y provocar sudores nocturnos, incontrolable y excesiva sudoración por la noche durante el sueño.

Hipertiroidismo

La tiroides, una glándula en forma de mariposa en el cuello, produce dos hormonas tiroideas importantes que regulan el metabolismo. Además de regular el desarrollo del cerebro, la respiración, la función cardíaca, función del sistema nervioso, fuerza muscular, ciclos menstruales y su peso, la hormonas tiroideas triyodotironina – T3 y tiroxina – T4 regulan tu temperatura corporal. Cuando la tiroides produce demasiada hormona, una afección conocida como hipertiroidismo, estimula un aumento en el metabolismo que causa nerviosismo, irritabilidad, temblores de mano, latido del corazón irregular, intolerancia al calor y sudores nocturnos.

Menopausia

La menopausia, la etapa en la vida de una mujer cuando su ciclo menstrual se detiene, provoca un desequilibrio en las hormonas que afecta no sólo al sistema reproductivo, sino también a la función del cerebro, función del nervio de los huesos, hígado, corazón y metabolismo. El desequilibrio hormonal hace que tu cerebro piense equivocadamente que tu cuerpo necesita para disipar el calor. El cerebro envía señales que hacen que los vasos sanguíneos se dilaten, aumente tu ritmo cardíaco y se abran las glándulas sudoríparas. Esto provoca oleadas de calor durante el día y episodios de sudoración por la noche. Para tratar de aumentar los niveles de estrógeno y equilibrar tus hormonas, tu cuerpo convierte más calorías en grasa, ya que las células de grasa producen pequeñas cantidades de estrógenos.

Feocromocitoma

El término médico feocromocitoma describe un tumor, generalmente benigno, que se forma en la glándula suprarrenal. Las glándulas suprarrenales son pequeñas glándulas situadas justo encima de cada riñón. Estas glándulas producen varias hormonas importantes para el metabolismo como adrenalina, también llamada epinefrina y noradrenalina, también llamada norepinefrina. Un feocromocitoma provoca que las glándulas suprarrenales produzcan demasiada adrenalina y noradrenalina, que aumentan tu metabolismo para preparar el cuerpo para el estrés. Los síntomas incluyen aumento de ritmo cardíaco, aumento de la presión arterial, ansiedad y sudoración profunda que en la noche provoca sudores fríos.

Infecciones

Cuando las bacterias invaden tu cuerpo, las células del sistema inmunológico atacan a las bacterias para proteger tu cuerpo contra la enfermedad. Aunque algunos glóbulos blancos buscan entre la basura y consumen las bacterias y otros glóbulos blancos comienzan a producir anticuerpos, tu cuerpo trata de frenar el crecimiento de las bacterias mediante la estimulación del metabolismo para aumentar la temperatura corporal. El aumento de temperatura provoca fiebre y puede resultar en sudoración nocturna. Las infecciones bacterianas comúnmente asociadas con los sudores nocturnos son la tuberculosis, brucelosis, endocarditis y osteomielitis.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por maria gloria garcia menendez