Mesada y lista de tareas para adolescentes

Los padres de adolescentes se enfrentan con desafíos y decisiones, incluyendo a la batalla que deben librar por la realización de las tareas hogareñas y si sus hijos deben o no tener una lista de tareas y recibir una compensación por completarlas. Los puntos de vista y las opiniones varían en cuanto a las mesadas y cuándo son apropiadas, pero el hecho es que tu adolescente puede contribuir más en la casa que tirando sus medias sucias en el canasto o poniendo los platos usados en la pileta.

Importancia de las tareas hogareñas

En un artículo de la página de National Mental Health and Education Center, Fred Provenzano, Ph.D., NCSP, habla sobre por qué los padres deben insistir para que un adolescente haga ciertas tareas en el hogar. Explica que aunque se resistan a que les asignen tareas y se produzca una discusión, los padres no deberían darse por vencidos y dejar que sus hijos se salgan con la suya porque los deberes hogareños no sólo les enseñan invaluables habilidades que podrán usar cuando estén solos, sino que al cumplir con las tareas asignadas mejorarán su auto-estima, aprenderán lo que es la responsabilidad, reforzarán los valores familiares y crearán un lazo con sus padres.

Lista de tareas

Antes de asignarle tareas aleatorias a tu adolescente, debes determinar cuáles son las apropiadas. Si tiene un trabajo de medio tiempo o está involucrado en tareas extracurriculares que tú apruebas, no debes recargarlo con demasiadas cosas. Las tareas apropiadas incluyen poner la mesa para la cena y levantarla, hacer las compras, limpiar el baño o hacer el lavado o el trabajo del jardín, Ten en cuenta que le deberás demostrar cómo hacer las cosas, para que sepa lo que esperas de él. Una vez que hayas decidido sobre las tareas, cuelga la lista en un lugar en el que la vea para que sea su referente.

Fijando una mesada

Decidas o no pagarle una mesada en compensación por hacer las tareas es un tema de creencias y valores personales. Puede ser que creas que las tareas que hace en la casa son una contribución, y no un "trabajo" que deba ser pago. Sin embargo, posiblemente quieras usar esas tareas para enseñarle el manejo del dinero y agregar un dólar por cada una de las tares que cumple. Por ejemplo, puede ganarse U$S10 por pasar la cortadora de césped o U$S2 cada vez que levante la mesa. O, puede ser que quieras darle una mesada fija cada semana y una lista de tareas que deba completar para recibirla. Esto significa que si no las completa, no recibe la mesada. Otra alternativa es no pagarle a tu adolescente por ciertas tareas, sino ofrecerle "asignaciones especiales" como, por ejemplo, lavar las ventanas, por lo que le puedes pagar U$S20, dándole la oportunidad de ganar algún dinero. Sin embargo, no importa si le pagas por las tareas hogareñas o no, siempre debes reconocer si ha cumplido bien con un trabajo, una palmada en la espalda es efectiva para su auto-estima.

Manejo del dinero

Si quieres que use el dinero de las tareas para aprender a manejarlo, también le deberás aclarar qué es lo que tú esperas que haga con lo que gana. Por ejemplo, el dinero puede ir para pagar su entretenimiento semanal, o si gana lo suficiente, posiblemente quieras que lo use para sus almuerzos escolares. Una vez que veas que está manejando bien su mesada para pagar sus gastos, le puedes ofrecer otras tareas para que pueda ganar dólares extras, animándolo a ahorrar para futuras compras, como las botas que quiere comprar para cuando empiece la escuela.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por adriana de marco