El té de menta para alivar la inflamación estomacal

La inflamación estomacal, también conocida como inflamación del abdomen, es una condición que se caracteriza por sensaciones anormales de saciedad y tirantez en el estómago o abdomen. Esta condición tiene cierto número de causas potenciales, que incluyen subida de peso, estreñimiento, excesos al comer y tragar aire de manera inconsciente o habitual. El té de menta tiene propiedades que te pueden ayudar a aliviar los síntomas de la inflamación. Consulta con tu médico antes de tomar té de menta.

Cuestiones básicas de la inflamación


Leguminosas como el frijol y las lentejas pueden empeorar tu inflamación estomacal.

Además de la tirantez estomacal o sensación de saciedad, alguna gente con inflamación estomacal desarrolla una hinchazón abdominal visible llamada "distensión". Otras causas comunes de la condición incluyen intolerancia a alimentos como la lactosa, crecimiento excesivo de bacterias en tu intestino delgado, síndrome de los intestinos irritables y reflujo gastroesofágico. Tus síntomas pueden empeorar si ingieres alimentos tales como frijoles, repollo, lentejas, nabos o coles de Bruselas. Otras fuentes potenciales significativas de la inflamación incluyen enfermedad celíaca, falta de producción de enzimas digestivas en el páncreas, aumento en un fluido relacionado con el alcoholismo llamado ascites y cáncer de los ovarios.

Cuestiones básicas sobre el té de menta


Las hojas de la mentha piperita se ponen a secar para elaborar el té de menta.

El té de menta se hace con las hojas secas de la planta mentha piperita. Esta planta se encontraba originalmente en todos los continentes excepto en Norteamérica, pero ahora se ha extendido también ampliamente en todas las regiones húmedas y templadas de este continente. El té de menta y otras preparaciones de menta contienen un aceite llamado mentol como ingrediente activo. De acuerdo al Centro Médico de la Universidad de Maryland o UMMC (por sus siglas en inglés), una dosis de té normal para un adulto es de una cucharada de hojas secas puestas en infusión durante 10 minutos en una taza de agua hirviendo. En la mayoría de los casos puedes tomar múltiples dosis entre comidas sin peligro de daño para tu salud.

Efectos sobre la inflamación


El ingrediente activo del té de menta es el aceite de mentol.

El aceite de mentol alivia los espasmos en el tejido blando de los músculos, explica Drugs.com, y el té de menta consigue sus beneficios relacionados con la inflamación relajando tus músculos y permitiéndote la liberación de cualquier gas o flatulencia contenidos. El Brigham and Women's Hospital clasifica al té de menta como un remedio natural para la inflamación y los gases y observa que la evidencia de la efectividad de algunos remedios naturales se apoya ampliamente en relatos anecdóticos, no en estudios científicos. Además del té de menta, potenciales remedios naturales para la inflamación y los gases incluyen el té de camomila, alcaravea, cúrcuma, anís, cilantro e hinojo.

Algunas consideraciones


Consulta con tu médico antes de ingerir cualquier remedio natural para los gases o la inflamación.

El té de menta puede producir potencialmente sensación quemante en la boca y no debería darse a niños pequeños o infantes, observa el UMCC. Evita también el uso de cualquier otra forma de menta en infantes y niños pequeños. Los adultos necesitan evitar el uso del té de menta si tienen hernia hiatal o una condición llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico, o ERGE. El Brigham and Women's Hospital recomienda que hables con tu médico antes de intentar consumir cualquier remedio natural para los gases o la inflamación, incluido el té de menta.

Más galerías de fotos



Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por josé alcázar.