Menopausia y gluten

La enfermedad celíaca, que ocurre cuando el cuerpo no puede tolerar una proteína llamada gluten que se encuentra en productos que contienen trigo, cebada y centeno, a menudo provoca trastornos gastrointestinales y dolor abdominal. Sin embargo, la enfermedad también puede causar deficiencias nutricionales graves que tienen un efecto de gran alcance en el resto de tu cuerpo, incluyendo tus hormonas. Debido a esto, las mujeres con enfermedad celíaca sufren de menopausia precoz con más frecuencia. También sufren de infertilidad relacionada. Si tienes enfermedad celíaca, puedes protegerte a ti misma contra la menopausia precoz con una dieta libre de gluten estricta. En la actualidad, la dieta libre de gluten representa el único tratamiento disponible para la enfermedad celíaca.

Incidencia

Aproximadamente uno de cada 100 estadounidenses tiene enfermedad celíaca, y la enfermedad afecta desproporcionadamente a las mujeres. Sin embargo, porque las personas con esta afección pueden no notar los síntomas durante años, la mayoría de esas personas no saben que la tienen. Cuando tienes enfermedad celíaca, el consumo de granos que contienen gluten provoca una reacción del sistema inmune que destruye el revestimiento de tu intestino delgado. Tu revestimiento intestinal ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos, y una vez que es destruido, a menudo te vuelves desnutrida. Debido a que tu sistema reproductivo se basa en vitaminas y otros nutrientes para funcionar, a menudo no puede funcionar adecuadamente en las personas con enfermedad celíaca. En muchos casos, las mujeres con enfermedad celíaca no diagnosticada padecen amenorrea, o falta del período menstrual. Esto puede llevar a una menopausia temprana.

Menopausia

La menopausia (cuando dejas de tener períodos menstruales y pierdes la capacidad de tener hijos) normalmente ocurre entre las edades de 45 y 55 años, con una edad media de 51 años. Al entrar en la menopausia, la producción de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona en tu cuerpo disminuye dramáticamente, y los ovarios dejan de producir óvulos mensuales. Las mujeres con enfermedad celíaca sufren de menopausia precoz, que es la que ocurre antes de los 40 años, con más frecuencia que otras mujeres, sobre todo si siguen consumiendo gluten. Incluso si no entran en la menopausia antes de los 40 años, sus períodos terminan antes, en promedio, que los de las mujeres no celíacas.

Investigación

En un estudio publicado en 2010 en la revista médica "BMC Gastroenterology" los investigadores observaron trastornos de la vida reproductiva en 62 mujeres italianas con enfermedad celíaca, incluyendo la edad de la menopausia en comparación con los sujetos control. Dos tercios de las mujeres reportaron trastornos del ciclo menstrual, y muchas dijeron que habían experimentado esos problemas menstruales antes de la aparición de los síntomas gastrointestinales. Además, muchas informaron haber experimentado la menopausia a una edad más temprana que el grupo de control.

Consideraciones

En muchos casos, los trastornos del ciclo menstrual se corrigen solos una vez que recibes un diagnóstico de enfermedad celíaca y comienzas la dieta libre de gluten. Además, a raíz de una dieta libre de gluten puedes ayudar a protegerte de la menopausia temprana. Si ya has pasado por la menopausia, es posible, pero poco probable que comiences a menstruar de nuevo una vez que se haga el diagnóstico y dejes de consumir gluten. En todos los casos, sin embargo, tienes que adherirte a una dieta estricta, el engaño, incluso en ocasiones, provoca inflamación y daño en tu intestino delgado, que puede conducir a las continuas deficiencias nutricionales y colocarte en riesgo de problemas médicos adicionales, incluyendo la osteoporosis.

Más galerías de fotos



Escrito por j.m. andrews | Traducido por mar bradshaw