Cómo hacer memoria muscular

El concepto de memoria muscular, o repetir un movimiento varias veces hasta que los músculos puedan realizarlo de forma automática, es un mito. Tus músculos no tienen cerebro, y por lo tanto no pueden recordar nada. De hecho, lanzar o tirar una bola una y otra vez puede fatigar el sistema nervioso central, provocandote realizar tiros cansados​, lentos o incorrectos, lo que afectan tus habilidades motoras. Las habilidades llegan a estar en "zurcos" en el cerebro a través de la creación de memoria de motora. Utiliza un proceso de tres pasos para aprender, retener y recordar las habilidades motoras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Practica una nueva habilidad en un entorno cerrado. Realiza el mismo movimiento o lanzamiento de la misma manera hasta que puedas repetirlo con éxito. Calcula el número de intentos que te tomó hasta pudieras repetir la nueva habilidad, luego practícalo una mitad de veces más para efectuar sobre-aprendizaje. Por ejemplo, si te tomó 30 movientos mejorar en el golf, haz 15 tiros más con esta nueva técnica antes de pasar a la siguiente fase de práctica.

  2. Trabaja sobre la nueva habilidad en un entorno variable. Utiliza la misma habilidad, pero en situaciones ligeramente diferentes, similares al juego. Por ejemplo, si practicas reveses en un entorno cerrado, recibiendo la bola en el mismo lugar a la misma velocidad cada vez, y comenzaste mejorar en el desempeño cuando tu porcentaje de sobreaprendizaje fue de 50, empieza a practicar estos movimientos con bolas más cortas, más amplias y más profundas. Si en un principio practicaste una nueva técnica de moviento de golf con el mismo palo de la misma manera, practica la nueva técnica moviéndote de palos similares a palos similares, por ejemplo, diferentes maderas, cada cinco o seis movimientos. Pasa a la fase siguiente después de que puedas repetir tu nueva habilidad en un entorno variable.

  3. Perfecciona tu nueva habilidad en un entorno aleatorio. Practica tu movimiento o tiro en un entorno de juego similar. No tires 100 veces, tira 100 bolas curvas o tira 100 reveses en fila durante una ronda, juego o partido. Tira con tu nueva técnica, luego pasar a tirar como lo harías durante una ronda de golf. Pasa a palos más cortos, terminando con varios tipos de movimientos para simular jugar un hoyo. Juega varios agujeros más en el campo de prácticas con la nueva habilidad cada vez. Un revés por la línea, luego tira de derecha, un derecho corto y un revés de tenis mientras estés corriendo, terminando con volley en la red. Retrocede a la etapa variable de práctica si tu movimiento o tiro falla en la práctica aleatoria.

Más galerías de fotos



Escrito por sam ashe-edmunds | Traducido por daniel gómez villegas