Melón para el desayuno

La sabiduría popular dice que el desayuno es la comida más importante del día, y un melón (cantaloupe) es un agregado nutritivo, saludable y jugoso para cualquier comida de la mañana. Además de darte las vitaminas y minerales al comienzo de tu día, el melón en el desayuno puede ayudar a aumentar la cantidad de frutas y verduras que comes por día.

Desayuno rápido

Después de dormir toda la noche, tu cuerpo quedó sometido a un período de ayuno, y el desayuno es una forma de literalmente "abrir el ayuno". Reponer completamente tus almacenamientos de energía y nutrientes con una primera comida saludable puede ayudarte a comenzar el día con el pie derecho. El desayuno eleva tus reservas de glucosa, asegurándote de que tienes la suficiente energía para comenzar y transitar el día. Un buen desayuno también pude ayudar a prevenir el aumento de peso, ya que la nutrición a comienzos del día puede ayudar a disuadir los atracones debido a los bajos niveles de azúcar en la sangre posteriores.

Calorías, vitaminas y minerales

Una porción sola de melón contiene sólo 60 calorías. Como lo indica su pulpa de color naranja, el melón es rico en vitamina A, conteniendo un 120 por ciento de tu requisito diario. También tiene abundante vitamina C, con 108 por ciento del requisito diario y contiene alrededor del 14 por ciento de tu ingesta diaria recomendada de potasio. El melón también contiene cantidades más pequeñas de miembros de la vitamina B compleja, incluyendo folato, vitamina B5 y B6, así como también cantidades más pequeñas de calcio, magnesio, fósforo, zinc, cobre, manganeso y selenio.

Proteína, fibra y grasa

Una porción simple de melón contiene casi nada de grasa o colesterol, aunque sí contiene 14 gramos de azúcar y 2 gramos de fibra dietaria, que es el 6 por ciento de tu ingesta recomendada diaria. También tiene una cantidad mínima de sodio por porción. La fibra dietaria es un carbohidrato y se encuentra en todas las plantas. Al agregar volumen a tus comidas, la fibra dietaria hace que te sacies más rápidamente y es útil para combatir el aumento de peso, ayudándote con la digestión y previniendo la constipación.

Inclúyelo en tu comida

Incluir melón como parte de tu desayuno puede ser tan simple como tener algunos trozos cortados en el congelador, listos para comerlos en la mañana. Muchos supermercados venden porciones de melón y otras frutas ya cortadas. El melón también se puede cortar en pequeños trozos y los puedes agregar a tu yogur o granola. Se puede servir al lado de un aderezo comestible como parte de un gran desayuno, o al lado de un plato de un desayuno especial.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany lalonde | Traducido por aldana avale