Los mejores zapatos deportivos para el control de la estabilidad

Elegir los zapatos deportivos para correr puede ser una experiencia frustrante. Sabes que no debes elegir los zapatos deportivos por el color, sin importar qué tan atractivos encuentres al par de naranja con verde, pero aparte de eso, seguro no sabes cómo escoger el par de zapatos adecuados. La mayoría de los zapatos deportivos se encuentran en la categoría de zapatos estables, de acuerdo con la American Academy of Podiatric Sports Medicine (AAPSM). Probártelos y correr con ellos es la mejor manera de determinar qué zapato es bueno para tu pie.

Definición de zapatos con estabilidad


Existen diferentes categorías para los zapatos deportivos.

Los zapatos con control de estabilidad son una de las muchas categorías que existen para los zapatos para correr. Los zapatos con estabilidad dan apoyo si tienes media o moderada pronación, lo que significa que tu pie gira hacia adentro cuando corres, o que tienes una postura neutral al correr. Una postura neutral al correr significa que no pronas, lo que quiere decir que tu pie no gira hacia afuera. Los zapatos con estabilidad tienen menor apoyo que los zapatos de control de movimiento, los cuales los corredores con pronación moderada a severa suelen utilizar, pero mayor apoyo que los zapatos minimalistas, los cuales no dan soporte y ofrecen poca amortiguación. Algunos estudiantes, como los del estudio publicado en Mayo del 2009 hecho público por el "British Journal of Sports Medicine", cuestionan la validez de recomendar zapatos basados en la pronación.

Construcción del zapato


La mayoría de los zapatos con estabilidad se hacen con hormas curvas.

La construcción del zapato es más compleja de lo que parece en la superficie. Los zapatos con estabilidad contienen generalmente postes medios hechos de acetato de vinilo etileno o EVA, el cual reduce la pronación y mejora la duración del zapato, de acuerdo con la AAPSM. Los postes se colocan cerca del arco, en la suela del zapato, entre las capas superiores y exteriores. La horma dicta la forma del zapato. Los zapatos se pueden construir con una horma derecha o curva, lo que afectará la amplitud del zapato y el espacio para los dedos. La mayoría de los zapatos con estabilidad se hacen con hormas curvas, mientras que la mayoría de los zapatos con control de movimiento se hacen con hormas derechas. Una talonera puede hacer más rígido al zapato, lo que ayudaría si tienes problemas en el tendón de Aquiles.

Diferencias entre marcas y estilos


Las hormas difieren de un fabricante a otro.

Ningún zapato deportivo para correr le funcionará a todo el mundo igual. Muchas marcas, como New Balance, tienen reputación por elaborar zapatos con espacio amplio y profundo para los dedos, lo que necesitarías si tienes un pie ancho. Pero dentro de las marcas, los diferentes estilos de zapatos pueden variar considerablemente. Algunas marcas son conocidas por tener más amortiguamiento, mientras que otras utilizan menos. Las hormas del zapato difieren de un fabricante a otro. Incluso el tamaño puede variar de fabricante en fabricante o incluso de un estilo a otro dentro de la misma marca, y los fabricantes de zapatos cambian continuamente sus estilos. Un modelo de zapato que encaje como guante la última vez que lo compraste, no deberá funcionar si este año le hicieron cambios significativos.

Pruébatelos


El pie tiende a hincharse.

Ningún zapato deportivo será bueno para todos los corredores. No existen dos corredores que tengan el mismo pie, de hecho, la mayoría de los corredores no tienen los mismos dos pies. Muchos tienen un pie más grande que otro, o tienen problemas físicos que afecta sólo a un pie. No hay sustituto para probarte los zapatos. Pruébate los zapatos después de que tu pie se haya hinchado, lo que ocurrirá inevitablemente durante el transcurso del día. Utiliza calcetines para correr; si traes calcetines de vestir puede ser que compres una talla menor de zapatos deportivos. Necesitarás traer puestos calcetines para correr, una talla más grande que la de los zapatos para vestir, ya que tu pie se hincha más cuando corres.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por ana laura alvarez