Los mejores zapatos para trabajar caminando todo el día

Según la Sociedad de Podólogos y Pedicuros, nuestros pies nos trasladan el equivalente a cinco veces la circunferencia de la tierra en un tiempo de vida promedio. Existen muchas profesiones para las que es necesario estar de pie todo o la mayor parte del día, como la enfermería, las ventas minoristas y la industria gastronómica. Si bien es probable que no puedas cambiar los requisitos de tu trabajo, si te aseguras de tener los zapatos adecuados podrás aliviar el dolor de pies y espalda y lograr que tu trabajo sea más agradable.

Zapatos con tacones bajos

Al contrario de la creencia popular, los zapatos completamente planos no son buenos para estar de pie todo el día. Según las Clínicas de Salud Laboral de trabajadores de Ontario, el taco debe estar elevado por lo menos 1/4 de pulgada (7 mm). Esto permite que el zapato tenga un buen soporte en la parte del arco. De forma alternativa, no se recomiendan los zapatos con tacones de 2 o más pulgadas (5 cm o más).

Zapatos con la punta amplia

Elige un zapato que tenga la punta amplia. Los pies tienden a hincharse durante el día, por lo que debes procurar comprar los zapatos por la tarde, cuando los pies están más grandes. Asegúrate de que quede un poco de espacio para mover los dedos en la punta del zapato. Si se sienten ajustados o te aprietan en la tienda, será peor luego de tenerlos puestos un día entero.

Zapatos con cordones

Usar zapatos con cordones (o tiras de velcro) evitará que tus pies se deslicen hacia adelante al caminar. Los cordones de zapatos actúan parecido a un cinturón de seguridad, evitan que el pie se mueva de forma indeseada y lo protegen de lesiones.

Zapatos con buen soporte en el arco

Elige zapatos con buen soporte en el arco. Al comprar zapatos, contempla la idea de hacerlo en una tienda minorista que se especialice en zapatos para trabajar, en vez de en una tienda de precios bajos. Explica para que utilizarás los zapatos y asegúrate de que éstos tengan buen soporte en la parte del arco o compra una plantilla ortopédica para tener un zapato más personalizado.

Más galerías de fotos



Escrito por laine doss | Traducido por noelia menéndez