Los mejores programas de rutina para los mariscales de campo

El fútbol americano es uno de los deportes más populares en Estados Unidos, y uno de los más físicos. Como líder del equipo, el mariscal de campo lleva mucho peso sobre sus hombros, y debe estar en su mejor estado físico para rendir en su máximo nivel. Al incorporar ejercicios en la rutina diaria -incluyendo pointers para fuerza abdominal, elevaciones de hombro (shoulder raises), y ejercicios circulares (circle drills) para mejorar la habilidad de lanzamiento-, un mariscal de campo estará encaminado a una temporada más exitosa.

Pointers

Colócate en cuatro, sobre tus manos y rodillas. Levanta tu brazo izquierdo y tu pierna derecha de manera que estén paralelos al piso. Sostén durante dos segundos, luego repite con los miembros opuestos; esta será una repetición. Los pointers desarrollan fuerza abdominal, que es un factor principal en la fuerza y desarrollo del movimiento de lanzamiento del mariscal de campo.

Ejercicio de hombros

Sostén una mancuerna (dumbbell) en cada mano, con los brazos a tus costados del cuerpo. Con las palmas mirando hacia tus piernas y los brazos rectos, eleva los brazos lateralmente hasta que estén a la altura de los hombros. A medida que elevas las mancuernas, gira las manos de manera que tus pulgares apunten hacia el techo. No pases la altura de los hombros. Este ejercicio mejora la estabilidad de hombros y, más importante, desarrolla la fuerza de los mismos.

Ejercicios circulares

Coloca un receptor en el campo, a alrededor de 15 yardas del mariscal. Este último debería empezar a correr en un círculo mientras arroja el balón al receptor. Una vez que este atrapa el balón, debería regresarlo al mariscal. Mientras tanto, el mariscal debería seguir corriendo en el círculo sin dejar de moverse -incluso cuando la pelota esté siendo regresada. Una repetición es cuando se completa un círculo. Este ejercicio mejora la habilidad del mariscal de lanzar y correr al mismo tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por mary catherine holcomb | Traducido por maría marcela mennucci