Los mejores productos para poner los músculos en remojo

Los músculos adoloridos pueden causar molestias y dolor lo que puede hacer difícil realizar las actividades diarias. Incluso los movimientos simples pueden provocar un dolor insoportable. Si tienes una distensión muscular seria o un esguince, no resulta práctico acudir al médico, pero puedes darte un baño con productos útiles y remedios caseros que aliviarán y relajarán los músculos.

Sales de Epsom

El motivo por el que funcionan las sales de Epsom es que se trata de sulfato de magnesio puro, un compuesto mineral que afecta en varias formas al cuerpo, creando "una sensación de bienestar y relajación" al eliminar las toxinas del cuerpo, según señala el Epsom Salt Council. Específicamente, el magnesio en las sales de Epsom alivia el estrés y ayuda a que los nervios y los músculos funcionen correctamente, además de reducir el dolor y los calambres musculares disminuyendo la inflamación. El sulfato ayuda al cuerpo a eliminar las toxinas, a crear proteínas para las articulaciones y a absorber los nutrientes. Para los músculos cansados y otras afecciones y dolencias, vierte 2 tazas de sales de Epsom en un baño de agua tibia y deja en remojo durante al menos 10 minutos. Los cristales se disolverán y los músculos adoloridos se aliviarán, además de eliminar la inflamación de las torceduras menores, de los esguinces y de las contusiones, tal como lo indica el sitio web care2. Mezcla con sal de mar para obtener un beneficio adicional de relajación.

Sal de mar


La sal de mar repone los minerales del cuerpo.

Cuando los océanos se evaporan, la sal de mar se deposita cerca de las costas y es recogida especialmente cerca de las piscinas creadas por el hombre para distribuirla o venderla, según el sitio web wiseGeek. El Mar Muerto es famoso por su sal de mar y se distribuye alrededor del mundo como un suplemento de belleza natural y de salud, informa HealthGuidance. Tradicionalmente, las personas se bañaban en el Mar Muerto por sus cualidades curativas naturales. La sal de mar es diferente de la sal de mesa porque no contiene aditivos, pero tiene minerales naturales saludables como el magnesio, el calcio y el hierro, explica wiseGeek. Los cristales disueltos de sal de mar liberan estos minerales tan necesarios para relajar el cuerpo, aliviar los dolores y las afecciones del cuerpo y disminuir la tensión en los músculos, al mismo tiempo que reducen la ansiedad y el estrés, como señala HealthGuidance. Agrega un par de tazas o más al agua del baño. Mezcla la sal de mar con sales de Epsom y bicarbonato de sodio para obtener un mayor alivio.

Hierbas

Mezcla ciertas hierbas con aceite de oliva o bicarbonato de sodio para aliviar el dolor y las molestias de los músculos. Yoga Journal sugiere los tratamientos de Ayurveda, como la mezcla de "dos tercios de taza de bicarbonato de sodio y un cuarto de taza de polvo de jengibre" para darte un baño tibio, con el fin de aliviar y curar los músculos. El jengibre ayuda a los músculos promoviendo el flujo sanguíneo y el bicarbonato elimina las toxinas del cuerpo. El sitio de yoga también recomienda hierbas como la cúrcuma, el hinojo, el alcanfor, el clavo de olor y el mentol para los músculos adoloridos. Estos se encuentran en los aceites para masajes tradicionales de Ayurveda o en Chinese Tiger Balm y se deben aplicar directamente sobre la piel después del baño. Sin embargo, algunas de estas hierbas se pueden agregar al agua del baño. Pon las hierbas secas en una media limpia y delgada y colócala en la tina. Agrega aceite de oliva, bicarbonato de sodio y las sales mencionadas anteriormente para obtener un mayor alivio.

Más galerías de fotos



Escrito por cat north | Traducido por alejandra prego