Las mejores primeras verduras para bebés

Hacer la transición de la fórmula para bebés de la comida real puede ser un hito emocionante en la vida de su bebé. Dale el mejor comienzo posible mediante la incorporación de un montón de verduras frescas en su dieta desde el principio. Hay una variedad de opciones a considerar, pero facilitar a tu bebé el consumo de verduras partiendo por aquellas que realmente va a disfrutar será tu mejor apuesta para prepararlo a tomar decisiones saludables por su cuenta en el futuro.

Batata


Batatas.

Las batatas son un gran comienzo para los bebés que recién empiezan a comer verduras. Son fáciles para hacer puré, lo que las hace ideales para alimentar a tu bebé. Las batatas están llenas de vitamina C y beta caroteno, que puede fortalecer el sistema inmunológico de tu bebé. También están llenas de fibra, que promueve un sistema digestivo saludable. Fiel a su nombre, las batatas son una verdura más dulce, por lo que son un elemento obligado para hacer más agradable las comidas al paladar de tu bebé que otras verduras y pueden ayudar a hacer que la transición a comer verduras sea mucho más fácil para tu pequeño hijo.

Zanahorias


Las zanahorias son una verdura de sabor dulce.

Al igual que las batatas, las zanahorias son verduras de sabor dulce y pueden hacer que la transición hacia el consumo de verduras sea mucho más fácil. Las zanahorias están llenas de calcio para huesos fuertes, potasio, vitaminas A, B y C, que apoyan la buena visión y ayudan a que tu pequeño hijo sea menos susceptible a enfermedades. El puré de zanahoria es un tipo popular de alimento para niños que se puede comprar en la tienda de comestibles, pero también puedes hacer tu propio puré de zanahorias en casa llevando las zanahorias a ebullición, moliéndolas igual que a las papas y enfriando todo en el refrigerador. Evita agregar azúcar o cualquier otra cosa para mantener las primeras verduras de tu hijo lo más puras y saludables posibles.

Judías verdes


Las judías verdes son una gran manera de ayudar a tu bebé a la transición a los vegetales verdes.

Las judías verdes son una gran manera de aliviar el paso de tu bebé hacia los vegetales verdes. Son pequeñas y suaves, lo que hace que sean fáciles de masticar para los más pequeños que todavía no tienen ningún diente. Las judías verdes son una excelente fuente de vitamina K y vitamina A, que ayuda a mantener un sistema inmunológico saludable para tu bebé. El hacer elecciones saludables como frijoles verdes para tu bebé desde el principio puede ayudarle a ser más receptivo a las verduras verdes, haciéndolo más propenso a tomar decisiones saludables de alimentación por su cuenta en el futuro.

Guisantes

Pequeños y redondos, los guisantes son una excelente opción de primeros vegetales para tu bebé, según señala Baby Center. Los guisantes contienen proteínas, fibra y grandes cantidades de vitaminas A y C. Se pueden hacer puré o comer enteros, dependiendo de la preferencia de tu bebé. Al igual que las judías verdes, los guisantes pueden servir como un paso en la dirección correcta para que los padres introduzcan poco a poco a sus bebés a las verduras verdes.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole campbell | Traducido por javier enrique rojahelis busto