Los mejores pacificadores para un recién nacido

La mejor chupete para un bebé depende de la edad del niño y de la etapa de crecimiento y desarrollo. Los chupetes ayudan a calmar los bebés mediante la estimulación de su reflejo de succión. Los chupetes seguros son aquellos que son resistentes, fáciles de limpiar y fabricados con materiales no dañinos para el niño, todo lo cual garantiza a los padres el mejor chupete para su bebé.

Tipos de chupetes

La gran variedad de chupetes disponibles también tienen una amplia gama de precios. Los chupetes diseñados puede ser más caros que una marca más popular, aunque pueden no ser más efectivos que una marca más barata. Los chupetes estándar se anuncian como lo más parecido a la madre y cuentan con una punta redonda. Los chupetes con diseño de ortodoncia cuentan con una gran punta en ángulo que se anuncia para mantener la mandíbula de un bebé alineada correctamente cuando lo utiliza, de acuerdo con Consumer Reports. La mayoría de los chupetes están etiquetados para indicar la edad de los niños para la que son más apropiados. El mejor chupete para un niño es el que más disfrute usando, siempre y cuando sea seguro.

Materiales seguros

Según Consumer Reports, los padres siempre deben elegir chupetes de silicona en lugar de látex. El uso del látex puede causar que los niños pequeños desarrollen alergias, y el látex se deteriora cuando se calienta. La tetina del chupete de silicona es segura de usar en la lavavajillas para una fácil limpieza. Algunos chupetes decorados puede parecer de moda, pero los adornos o piezas pequeñas pueden caerse, creando un peligro de asfixia para los bebés. Se deben evitar sujetar con clips las cintas por razones de seguridad.

Funciones útiles

Los chupetes vienen en una variedad de tamaños y colores y cuentan con una variedad de características destinadas para ayudar a los padres y a los bebés. La parte posterior del chupete puede estar equipada con un botón o anillo para un fácil agarre. Las tapas que se acoplan pueden mantener el chupete limpio cuando la familia sale de casa. Algunos modelos cuentan con la característica de iluminación que ayuda a los padres a encontrar un chupete en la oscuridad de la habitación del bebé. También existe un modelo de auto-cierre que permite que quede cerrado y ajustado cuando se llega a caer. Los estuches portátiles puede ser útiles para el almacenamiento del chupete, y se pueden llevar en una bolsa de pañales o en un cochecito para su fácil manejo, de acuerdo con Consumer Reports.

Seguridad del chupete

Los chupetes pueden fomentar el desarrollo saludable de los músculos de la mandíbula de un bebé y reducir el riesgo de SIDS, según la American Academy of Pediatrics. La elección de un chupete para un niño es muy importante para los padres interesados. Los chupetes fabricados a partir de una sola pieza de plástico son los más seguros y sin posibilidades de romperse, de acuerdo con un sitio web AAP, HealthyChildren.org. Los chupetes no deben ser prendidos o unidos a la camisa de un bebé, ya que esto puede suponer un peligro de estrangulación. Comprobar en la base del chupete que orificios de la nariz queden libres garantiza que un bebé pueda respirar mientras disfruta de los efectos calmantes del chupete. Hervir un chupete nuevo durante cinco minutos quitará cualquier residuo químico potencialmente dañino. Los chupetes se deben inspeccionar periódicamente de desgaste y deterioro, y ser eliminados en caso de que estén descoloridos o rotos.

Más galerías de fotos



Escrito por joanna ehlers | Traducido por tere colín