Las mejores máscaras para dormir

Las máscaras para dormir pueden ayudarte a mejorar tu sueño o a tomar una siesta cuando estás en un lugar muy iluminado. Muchas personas usan máscaras para dormir para viajar; no obstante, también pueden usarse en casa cuando estás lista para ir a la cama, pero tu pareja desea quedarse leyendo. Cualquiera sea la situación, hay varias cualidades que hacen que algunas máscaras para dormir sean un poco mejores que otras.

Bloqueo de la luz

La principal función de una máscara para dormir es bloquear la luz. Según la National Sleep Foundation, el mejor sueño se logra en las habitaciones más oscuras, pero el diseño de muchas máscaras pueden crear un espacio sobre la nariz, por donde se filtra la luz. Por lo tanto, las máscaras para dormir de buena calidad incluyen una pequeña solapa o tela cosida sobre la nariz que está pensada para acomodarse a las diferentes formas y tamaños de caras. Esta solapa, que se puede ajustar, por lo general es de una tela más liviana que las partes principales de la máscara para evitar que se sienta peso sobre el puente de la nariz.

Perfil elevado

Las máscaras para dormir más modernas tienen domos elevados en la zona de los ojos para mantener la presión de los ojos y pestañas, lo que ayuda a acomodarse a los patrones de sueño REM. Investigaciones recientes realizadas en el Rush-Presbyterian-St. Luke's Medical Center en Chicago, Illinois, han mostrado que la fase REM de sueño contribuye a las sensaciones del descanso y bienestar cuando te levantas. Cuanto más sueños REM logres, mejor será tu humor. Las máscaras para dormir abovedadas que permiten que los ojos y pestañas se muevan libremente pueden ayudarte a lograr un sueño REM sin incomodidades que te puedan despertar.

Calce ajustable

Las cabezas y las caras son de todas formas y tamaños, por lo que la mejor máscara para dormir debe ser ajustable para proporcionar un buen calce. Busca las de tiras largas con sistemas de cierre que sostengan la máscara firmemente sin colocar presión extra sobre la cara. Ten en cuenta el peinado y los aretes que usas para evitar que algo se enganche en la máscara o en el cierre.

Tela

Las mejores máscaras para dormir usan telas livianas suaves al tacto pero lavables. La cara es una zona sensible, por lo que algo que raspe, o las telas especialmente gruesas pueden ser incómodas mientras duermes. La zona de la nariz y los ojos también tiende a ser bastante grasa, y una buena máscara se debe poder lavar junto con tu pijama para evitar irritaciones de la piel y los ojos por una acumulación de aceites en la tela.

Más galerías de fotos



Escrito por lynette dipalma | Traducido por maria eugenia gonzalez