Las mejores máquinas para hacer ejercicio cardiovascular

Los gimnasios bien provistos, por lo general, cuentan con una buena cantidad de máquinas para hacer cardio y elegir una sola puede parecer una decisión difícil o casi imposible. La caminadora y las bicicletas son las máquinas más populares, pero otras, como la elíptica, pueden ser mejores para satisfacer las necesidades de las personas con sobrepeso, o para aquellos que prefieren evitar el impacto en sus articulaciones. Al final la mejor máquina de cardio es aquella que te ayude a conseguir tus metas de salud física, así como también te permita disfrutarla, por eso resultará más probable que puedas usarla regularmente.

Difíciles caminadoras

La caminadora es una de las máquinas de ejercicio más populares y prácticamente todos los gimnasios cuentan con una como mínimo. Las caminadoras simulan el andar caminando en una carretera de una forma que ayuda a realizar entrenamiento cruzado o "cross training" para cualquier deporte o actividad que involucre caminar o correr. Las caminadoras pueden quemar entre 700 y 1200 calorías por hora, que es la cantidad más alta que pueden alcanzar las máquinas de cardio. Esto las convierte en la mejor opción para la gente que prefiere correr o caminar y que tienen como objetivo quemar grasa. La mayoría de las caminadoras también cuentan con cintas acolchadas para reducir el impacto en tobillos y rodillas mejor que correr en un camino.

Ciclismo social

Las bicicletas estacionarias simulan el acto de andar en bicicleta en una carretera. Debido a que la fuerza del pedaleo no requiere de soportar peso, el impacto en las articulaciones es bajo, resultando en una disminución en la cantidad de lesiones. También tienes la opción de elegir entre bicicletas estáticas, verticales y reclinadas, cada una de las cuales soporta y desafía al cuerpo de diferentes maneras. La bicicleta vertical a una intensidad moderada quema entre unas 400 y 600 calorías por hora, volviéndola la opción menos viable para quemar grasa. El ciclismo es la mejor opción para la gente que quiere ejercitarse en un divertido entorno de grupo como en clases de spinning, que son ofrecidas por la mayoría de los gimnasios.

Elípticas fáciles

Las bicicletas estacionarias simulan el acto de andar en bicicleta en una carretera. Debido a que la fuerza del pedaleo no requiere de soportar peso, el impacto en las articulaciones es bajo, resultando en una disminución en la cantidad de lesiones. También tienes la opción de elegir entre bicicletas estáticas, verticales y reclinadas, cada una de las cuales soporta y desafía al cuerpo de diferentes maneras. La bicicleta vertical a una intensidad moderada quema entre unas 400 y 600 calorías por hora, volviéndola la opción menos viable para quemar grasa. El ciclismo es la mejor opción para la gente que quiere ejercitarse en un divertido entorno de grupo como en clases de spinning, las cuales ofrecen la mayoría de los gimnasios.

Remo difícil

Las máquinas de remo están diseñadas para simular el acto de remar en un bote a través del agua, un movimiento que es como una combinación de preses de piernas sentado y del uso de una máquina de cable fijo. Las máquinas para remar son un poco más difíciles de encontrar, pero son las mejores cuando de ejercitar todo el cuerpo se trata, debido a que reparten el trabajo entre los brazos, los hombros y las piernas mejor que cualquier otra máquina de ejercicios. Remar es un ejercicio de cuerpo completo, que no implica soporte de peso y que es relativamente amable con las articulaciones, lo que lo vuelve un buen ejercicio para sesiones de calentamiento y enfriamiento. Remar también puede ayudarte a quemar de unas 450 a 700 calorías por hora.

Más galerías de fotos



Escrito por michael shiva best | Traducido por reyes valdes