Las mejores maneras de enseñarle a un adolescente a conducir

Aprender a conducir es un gran paso hacia la libertad y la independencia en la vida de tu hijo, aunque es posible que te sientas un poco sentimental porque tu bebé es ahora lo suficientemente mayor como para ponerse al volante de un automóvil. Enseñarle a tu hijo a conducir depende tanto de ti, como de él. Antes de que pueda obtener su licencia, tiene que saber cómo operar un vehículo, tiene que conocer las reglas de la carretera y necesita entender que conducir es un privilegio que tiene que ganarse.

Haz un plan

Según Family Education, una de las mejores maneras de enseñarle a tu hijo a conducir es ponerse de acuerdo. Puede causar fricción y estrés cuando uno de los dos no sabe qué esperar del otro, por lo que es imprescindible hablar de lo que esperas de tu hijo antes de empezar las clases de conducción y hacerle saber lo que puede esperar de ti. Por ejemplo, si quieres trabajar en un aspecto de la conducción a la vez, como el estacionamiento, házselo saber. Es menos probable que se sienta frustrado al practicar varias veces la misma maniobra si sabe que es parte del plan.

Habla sobre las reglas de la carretera

Pennsylvania Department of Transportation aconseja hablar de las reglas de la carretera antes de llevar a tu hijo a una lección de conducción. Aunque tu hijo probablemente conozca las luces de los semáforos, las señales de giro y varias señales de tráfico, tal vez no sepa las reglas que consideras de sentido común, ya que nunca ha estado al volante. Por ejemplo, pregúntale si sabe cuando está bien para girar a la derecha con luz roja; algunos estados, como Florida y Washington, permiten que los conductores giren a la derecha en rojo, siempre que se detengan por completo y verifiquen el tráfico primero, y cuando está bien pasar a otro vehículo. Un libro que hable de las reglas de la carretera también podría ayudarte a refrescar tu memoria con respecto a ciertas leyes.

Conduce un automóvil seguro

Uno de los pasos más importantes que puedes hacer para garantizar tu seguridad y la de tu hijo, especialmente cuando está aprendiendo a conducir, es tener un automóvil seguro. De acuerdo con Department of Transportation, es necesario asegurarte de que tu vehículo esté bien cuidado y prestarle atención a todas las citas de servicios programadas. Puedes utilizar esto como un momento de enseñanza para hablar de la importancia del mantenimiento del vehículo con tu hijo porque necesitará saber cómo mantener un vehículo cuando tenga uno propio. También debes revisar los tipos de luces de advertencia, tales como la luz del motor, la luz baja del combustible y la luz del monitor de presión de neumáticos para que él sepa lo que quieren decir, o al menos dile que busque en el manual cuando no esté seguro de qué significa algo.

Mantén la calma

Conducir no es el momento para gritarle a tu hijo adolescente por nada, como sus habilidades de conducción potencialmente imperfectas, de acuerdo a Family Education. Es de esperar que sientas algún tipo de nerviosismo y ansiedad, pero no dejes que tu hijo lo vea. Él podría estar bastante nervioso y gritarle no ayudará. Por ejemplo, si se excede en la velocidad, mantén la calma y pídele que te diga cuál es el límite de velocidad en ese camino en particular. Esto le hará saber que necesita revisar su velocidad y ninguno se molestará.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por rafael ernesto díaz