Las mejores maneras de cuidar una blusa blanca de algodón

Desde un severo entorno de sala de juntas hasta una cita nocturna en un restaurante elegante, ninguna prenda realiza mejor la transición del día a la noche como una blusa blanca de algodón limpia y reluciente. Sin embargo, toda esa elegancia tiene un precio. Una mancha puede arruinar fácilmente tu blusa u obligarte a gastar dinero de forma innecesaria al tener que hacerla limpiar en un negocio especializado. Conserva la apariencia de tu blusa blanca de algodón, realizándole un tratamiento previo apropiado a todas las manchas antes de lavar, planchar y guardar la prenda.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Detergente líquido para ropa
  • Un tratamiento previo para lavado de ropa
  • Un cepillo plástico de fregar
  • Detergente en polvo para ropa
  • Almidón
  • Una mesa de planchar
  • Un gancho para ropa de plástico, acolchado o de madera

Instrucciones

  1. Hazles un tratamiento previo a todas las manchas, sumergiendo primero la blusa de algodón en agua fría de 20 a 30 minutos. Cubre las áreas afectadas con una capa de detergente líquido para ropa o con un tratamiento previo comercial para manchas. Haz que el detergente para ropa o el tratamiento penetren en la mancha utilizando tu dedo, o un cepillo plástico de fregar. Enjuaga el detergente o el tratamiento antes de lavar.

  2. Lava la blusa blanca de algodón con otras prendas blancas en la posición de "white cotton" (algodón blanco) o "normal". La Iowa State University Extension recomienda lavar el algodón blanco en el nivel más caliente posible, o entre 120 y 140 grados Fahrenheit (50 y 60 grados Celsius). Utiliza un detergente en polvo para ropa o uno para tareas pesadas.

  3. Retira la blusa de algodón blanca de la lavadora. Si aún queda alguna mancha, repite el tratamiento usando el mismo método presentado en el paso 1. De lo contrario, seca la prenda de algodón de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta.

  4. Plancha la blusa, de ser necesario con el ajuste de temperatura más alto o con uno que esté marcado como "cotton" (algodón). Emplea almidón en el cuello, si así lo deseas. Pon la prenda sobre la mesa de planchar u otra superficie plana fuerte, y comienza a planchar el cuello. Desplázate a lo largo de la parte posterior de la blusa y termina por planchar las mangas. Dale la vuelta a la prenda y plancha la parte frontal, y después las mangas.

  5. Cuelga tu blusa de algodón en un gancho para ropa plástico, acolchado o de madera. Evita usar ganchos de alambre, ya que estos se pueden oxidar y manchar el algodón.

Consejos y advertencias

  • La University of Missouri recomienda planchar la blusa de algodón mientras esté ligeramente húmeda para ayudar a eliminar las arrugas de forma más efectiva.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por jhonatan saldarriaga