Las mejores maneras de cocinar las setas Portobello

Los hongos Portobello son una de las setas comestibles más grandes. Esponjosos, estos hongos comestibles tienen un olor y sabor a tierra. Aunque puedes rebanar o cortar las setas Portobello igual que cualquier otro hongo, en realidad son mejores cuando se cocinan completos, ya que conservan su propio sabor a carne. Al cortar los champiñones en trozos pequeños, absorberán el sabor de otros alimentos que mezcles con ellos.

A la parrilla

Según Fine Cooking, la parrilla es una de las mejores maneras de cocinar las setas Portobello, ya que resalta la textura de la carne de las mismas. Esta es una opción especialmente atractiva si estás pensando en hacer las setas en una hamburguesa o si estás haciendo una barbacoa para un vegetariano. Asar a la parrilla también elimina gran parte del exceso de agua contenida con el hongo, lo que ayuda a concentrar su sabor. Para asar setas Portobello, simplemente cepilla ambos lados con aceite y espolvorea con sal. Asa el hongo en un lado por unos minutos, y luego dale la vuelta para un par adicional de minutos.

Estofar

Estofar es un método de cocción excelente si deseas cambiar el sabor innato de la seta. Puedes utilizar caldo de pollo o seta o un adobo para comenzar. Coloca alrededor de una taza del líquido en una cacerola, añade los champiñones a la misma. Puedes cortar los champiñones en trozos o cocinarlos enteros. Coloca una tapa sobre la olla y cocina los ingredientes a una temperatura baja media hasta que todo el líquido se haya absorbido. Como los hongos absorben el líquido, su sabor va a cambiar. Si quieres un hongo suave, retira la cacerola del quemador tan pronto como se absorba el líquido. Si prefiere un color más dorado y una textura más seca, sigue cocinando las setas por un minuto o dos después de que la última gota de jugo desaparezca.

Tostar

Si no aprecias la calidad suave y húmeda de las setas portobello y en su lugar prefieres que sean más crujientes, tu mejor opción es tostarlo. El tostado reducirá en gran medida el tamaño de los hongos a través de la deshidratación, lo que resulta en una textura más seca. Para tostar setas Portobello, simplemente recubre una sartén con papel de aluminio y coloca las setas en la parte superior. Hornea a 425 grados Fahrenheit hasta que estén cerca de la mitad de su tamaño original o sean lo suficientemente crujientes para tu gusto.

Salteado

Si vas a cortar los champiñones en trozos pequeños, el salteado es la mejor manera de cocinarlos. Puesto que simplemente tirarás los trozos en una sartén muy caliente durante sólo un par de minutos, los hongos no van a perder su textura o consistencia. Utiliza aceites de alta calidad, como aceite de oliva o aceite de almendras, al cocinar los alimentos con sabores delicados, tales como setas. Corta los champiñones en trozos pequeños y mezcla con verduras o con los ingredientes que estés utilizando para tu salteado. Sofríe hasta que los ingredientes estén dorados y crujientes.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por jaime alvarez