Las mejores maneras de cocinar un asado londinense para que sea tierno

La carne de res magra ofrece numerosos beneficios para la salud, incluyendo la proteína para tener huesos sanos, zinc y selenio para un respaldo inmunitario, hierro para una sangre sana, niacina para aumentar el colesterol bueno y vitaminas B6 y B12. La preparación de un asado londinense es una forma económica y fácil de obtener estos beneficios. Hay un número de maneras de cocinarlo para que la carne resulte tierna y deliciosa. Dado que el corte es, por lo general, de carne magra, es importante comenzar con un buen adobo.

Elegir y marinar el asado londinense

Elegir y marinar de forma correcta la carne son las claves para un asado londinense tierno y sabroso. Elije un corte redondo superior y verifica que tenga el mismo espesor en todas partes para garantizar una cocción uniforme. Si es posible, elije carne orgánica o alimentada con pasto, la que sea mejor para ti y más sostenible para el medio ambiente. Prepara el adobo según una receta, o con una combinación de aceite de oliva, vinagre balsámico o de vino tinto, salsa de soja, ajo picado, jengibre, sal, pimienta o hierbas como el perejil, orégano y hoja de laurel. Prepara suficiente adobo como para cubrir la carne. Marca la superficie de la carne con unos cortes largos pero poco profundos para que el adobo penetre y coloca la carne en el adobo. Cubre y refrigera toda la noche.

Asado londinense a la parrilla

Para asar la carne a la parrilla, retírala de la marinada, sazona con pimienta recién molida negra y sal marina, y colócala en la parrilla. Ten cuidado de no cocinar demasiado, ya que el asado londinense se pone duro muy rápidamente. Lo ideal es que la cocines a una temperatura interna de aproximadamente 155 a 160ºF, o media. La carne debe estar en el interior de color rosa y carbonizada exteriormente. Retírala a un plato y deja reposar durante cinco minutos antes de rebanar. El asado londinense se continuará cocinando en la fuente, por lo que sírvelo de inmediato para mantenerlo tierno.

Asado londinense horneado

Puedes hornear el asado londinense en una de estas dos maneras: en papel o en una rejilla. Para hornear en papel, retira la carne de la marinada y séllala herméticamente en papel de aluminio fuerte. Haz un pequeño agujero en el papel para ventilar el vapor. Coloca la carne en un plato de hornear y agrega una pulgada de agua, marinada o vino tinto al fondo del plato. Hornea a 400ºF de 2 a 3 horas, añadiendo más líquido a medida que se evapora. También puedes probar con sólo colocar la carne en una parrilla alta y asar a la parrilla a fuego alto de 6-8 minutos por cada lado. Esta técnica se traducirá en un asado londinense menos cocido y con un exterior ligeramente carbonizado. Sin embargo, observa con atención ya que es fácil cocer demasiado la carne con este método.

Asado londinense en olla de barro

Preparar un asado londinense en tu olla de barro u olla de cocción lenta es una buena manera de asegurar que las carnes se cocinen y queden tiernas. Corta una cebolla y colócala en el fondo de la olla de cocción lenta. Retira la carne de la marinada y colócala en la parte superior de la cebolla. Agrega dos dientes de ajo en rodajas, dos hojas de laurel, un vaso de agua, 2 cucharadas de soja o salsa inglesa y otra cebolla en rodajas. Tapa y cocina a fuego lento durante la noche, o de 8 a 10 horas. Si prefieres un exterior crujiente, dora ambos lados de la carne en una parrilla antes de colocarla en la olla de cocción lenta.

Más galerías de fotos



Escrito por lucy burns | Traducido por mary gomez