Las mejores maneras de cocer las chuletas de cerdo delgadas

Las chuletas de cerdo delgadas suelen ser deshuesadas y muy magras, por lo que se cocinan rápidamente. La mayoría de los cocineros prefieren hacerlas a la sartén o en la parrilla brevemente, lo que le da al cocinero un poco más de control ya que son fácilmente visibles y accesibles cuando se utilizan estos métodos. Si decides hornearlas, míralas con cuidado para evitar que se pasen. Debido a su bajo contenido de grasa, se secan con facilidad si se cocinan demasiado tiempo.

Salmuera

Las chuletas de cerdo en salmuera se hacen con una solución de agua salada antes de la cocción que ablanda la carne y evita el secado. Mezcla ¼ de taza de sal de mesa con 1 cuarto de galón de agua. Remoja las chuletas de cerdo finas durante dos horas. Enjuágalas antes de hornearlas para eliminar la sal en la superficie. Las chuletas de salmuera no deben estar excesivamente saladas, pero deben tener un sabor salado jugoso. No pongas chuletas de cerdo en salmuera que ya hayan sido inyectadas con una solución de sodio cuando se procesaron.

Dorar

Antes de colocar las chuletas de cerdo al horno, dóralas primero para sellar los jugos y mejorar el sabor. Rocía una sartén de 12 pulgadas con aceite en aerosol. Calienta la sartén a fuego medio-alto y agrega las chuletas de cerdo. Cocina las chuletas de cada lado de 4 a 5 minutos, hasta que los exteriores sean de color marrón dorado. Transfiere las chuletas a una fuente de horno, junto con los jugos y hornéalas.

Salsas

Las chuletas de cerdo delgadas tienen un sabor suave, dulce, que combina bien con la fruta. Glaséalas con mermelada de cereza o albaricoque o agrega manzanas en rodajas. Agrega jugo de naranja, salsa de soja o jerez a la fuente de horno para añadir sabor y evitar que las chuletas se sequen.

Tiempo de cocción

Hornea las chuletas de cerdo a 300 F durante 20 a 30 minutos mirándolas con frecuencia. Cúbrelas con papel de aluminio para mantener la humedad. Al comprar chuletas de cerdo, busca las que son de color rosa y no tienen olor. Evita las que son de color gris, blanco o tienen una textura húmeda o líquido en la bandeja. Estas chuletas de cerdo probablemente no se procesaron correctamente.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por mariana van der groef