Las mejores maneras de hacer que los bebés duerman en viajes largos en avión

La idea de que tu bebé pueda gritar y llorar por la duración de un vuelo largo puede hacerte temblar de miedo. El bebé va a ser infeliz, te sentirás ansioso y los pasajeros pueden disgustarse. Haz los preparativos con anticipación para animar a tu pequeño a dormir en el largo viaje en avión.

Horarios de vuelos

Si el bebé es capaz de dormir durante un viaje en coche, puede que no tenga ningún problema para dormir en un avión. Reserva tu vuelo durante la siesta normal del bebé o la hora de acostarse. Si necesita su cuna para dormir, evita estos tiempos, ya que puedes tener un bebé irritable en tus manos. Antes del viaje en avión, haz que tu bebé se canse llevándolo a pasear por el aeropuerto o, si es un poco mayor, permite que corra en las áreas de juego designadas.

Alimentación y cambio

Haz que tu hijo se sienta cómodo apenas abordas el avión para animarlo a dormir. Ponle un pañal limpio y ropa cómoda, como el pijama. Lleva contigo fórmula, leche materna, alimentos infantiles, bocadillos y otros alimentos que puedan ayudar a darle un estómago lleno antes del despegue.

Arreglos para dormir

Según Elizabeth Pantley, autora de "Gentle Baby Care", debes solicitar un asiento de primera fila para que tengas mucho espacio para poner una cuna solicitada. El bebé puede sentirse cómodo si duerme en una cuna. Llevar la silla del auto también puede ayudarlo a quedarse dormido en el avión. Una vez que el bebé está descansando cómodamente, baja las luces y la cubierta de la ventana para generar un ambiente de sueño. Lee un cuento o canta una canción para arrullarlo a dormir.

Accesorios

Un saco para dormir de bebé puede ser útil para conseguir que tu bebé duerma en el avión. Esto te ahorrará tiempo de envolverlo en una manta incómoda proporcionada por la aerolínea. Si el bebé está dormido cuando aterrizas, puedes mantenerlo en el saco de dormir sin despertarlo. Lleva sábanas de algodón ligero para colocar sobre la cuna y filtrar cualquier luz en el avión. Un chupete puede resultar tranquilizador, y puede ayudar con cualquier molestia en los oídos que el bebé pueda experimentar. Otros accesorios útiles son el juguete favorito del bebé o un móvil musical portátil.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por florencia melloni