Las mejores maneras de adaptar unos zapatos de tacón

Las mujeres utilizan tacones por varias razones. Alargan las piernas, agregan brillo y textura a los conjuntos y ayudan en el departamento de la altura. Desafortunadamente, los zapatos de tacón también causan bastante dolor de pies, especialmente si los zapatos son nuevos. Toma tiempo adaptarte cuidadosamente a tus zapatos nuevos antes de ponértelos para una salida en la noche.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Lija de grano fino
  • Piel de topo
  • Secadora de cabello
  • Plantillas de gel

Instrucciones

  1. Dobla el cuerpo principal del tacón hacia adelante y hacia atrás un par de veces para mejorar la flexibilidad del zapato. Los zapatos son duros cuando son nuevos. Son más cómodos si se doblan fácilmente mientras caminas.

  2. Lija la porción de la planta del pie de la suela con una lija de grano fino. Empieza desde los dedos y ve hacia atrás en un solo movimiento. Repite esto un par de veces para crear algo de textura y tracción en unas plantillas lisas. Evita este paso si la suela ya tiene textura.

  3. Ponte los tacones por media hora a una hora por cada día de la semana. Póntelos en tu casa o en la oficina. Póntelos para ir al supermercado o para ir a hacer tus mandados. Quítatelos en casa para descansar tus pies si te causan irritación o fatiga.

  4. Coloca parches pequeños de piel de topo sobre las áreas donde los zapatos puedan rozar contra tu pie, como por los dedos o el respaldo del calcañal. La piel de topo es una tela suave y delgada que puede cortase en tamaños convenientes y colocarse directamente sobre la piel irritada o lastimada antes de ponerte los zapatos. La piel de topo puede proteger tu piel natural y promover algo de estiramiento y volver a moldear el material del zapato. Encuéntrala en la mayoría de farmacias.

  5. Seca tus zapatos por un minuto o más antes de ponértelos. Coloca la secadora de cabello con la opción media a alta y sopla todo el zapato. Ponte el zapato inmediatamente. El calor hará que las fibras se calienten y dejará que el zapato se acomode más a la forma natural de tu pie.

  6. Coloca plantillas de gel dentro del zapato en la planta del pie o el calcañal, para crear un ajuste más cómodo. Esto respaldará las áreas donde recae más tu peso.

Consejos y advertencias

  • Siempre quítate los tacones que causen dolor o incomodidad.
  • Tomate tu tiempo para adaptar tu par de tacones. Puede tomar unas cuantas semanas hacer que ajusten bien.
  • Pruébate una amplia variedad de zapatos en la tienda para encontrar el par que calce tu pie correctamente y con los que te sientas cómoda caminando.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah vrba | Traducido por alejandra rojas