Los mejores jugos para la mañana

Los jugos pueden ser una manera conveniente de obtener los requerimientos diarios de frutas y verduras. Los defensores de los jugos creen que puede dar a su sistema inmune un alza y protegerse de una variedad de enfermedades y dolencias, debido a los altos niveles de fitonutrientes, incluyendo antioxidantes. Sin embargo, mientras que los expertos médicos se apresuran a señalar que no hay evidencia científica de que el jugo es más saludable que comer toda la fruta o la verdura, los estudios sobre los efectos fisiológicos de las frutas y verduras individuales pueden ayudarte a tomar una decisión informada sobre lo que debes añadir a tu juego en las mañanas.

Remolacha

Si tienes un programa activo para el día, trata de empezarlo con jugo de remolacha. Investigadores de la Universidad de Exeter en Londres han estado estudiando los efectos del jugo de remolacha durante años. Su último trabajo, publicado en el "Journal of Applied Physiology" en noviembre de 2010, muestra que el jugo de remolacha mejora la resistencia al reducir las necesidades de oxígeno durante el ejercicio.Fueron capaces de reducir el esfuerzo al caminar hasta en un 12% y aumentar el tiempo de ejercicio en un 16%. El jugo ensancha los vasos sanguíneos para permitir un mayor flujo de sangre y reduce la presión arterial. Mientras están en marcha más estudios, los investigadores creen que la alta cantidad de nitrato en el jugo es responsable de la mejora del rendimiento.

Piña

Proteger tu piel de los rayos UV del sol es una parte importante de tu rutina. Puedes aumentar la inmunidad del cuerpo contra el melanoma o cáncer de piel, comenzando el día con jugo de piña. Los investigadores del Instituto Queensland de Investigación Médica de Australia saben una cosa o dos acerca de las defensas que esta dulce fruta cítrica aporta contra el melanoma. En un estudio de 2005, encontraron que la bromelina, una enzima encontrada en la piña, ofrece protección contra el crecimiento de tumores, incluyendo el melanoma. Dos moléculas en particular, CCS y CCZ, bloquean una proteína deficiente en un tercio de todos los cánceres y activa el sistema de defensa del cuerpo para concentrarse en erradicar las células cancerosas.

Arándanos, fresas y espinaca

Ya sea en el salón de clases o durante la jornada laboral, el manejo y análisis de información está en constante demanda. Mantén tu mente aguda con alimentos de una capacidad alta de absorción de oxígeno. Entre estos alimentos se encuentran los arándanos, las fresas y espinacas. De acuerdo con un estudio de investigación hecho en 2008 en el Centro de Investigación de Jean Mayer USDA de Nutrición Humana sobre Envejecimiento en la Universidad Tufts, los alimentos ricos en ORAC pueden evitar la pérdida de la memoria a largo plazo y la capacidad de aprendizaje, y protegen contra la oxidación celular perjudicial. El estudio sugiere que estos alimentos pueden ofrecer protección contra el deterioro cognitivo, enfermedades de Alzheimer y de Parkinson. La espinaca, en particular, parece proteger a las células nerviosas en el cerebro contra los efectos del envejecimiento sobre la memoria y las habilidades motoras gruesas, tales como el equilibrio y la coordinación.

Cítricos y frutas ricas en vitamina C

Algunos estudios han sugerido durante mucho tiempo que la vitamina C puede mejorar el sistema inmunológico y proteger contra los resfriados. Ahora, un estudio de la Universidad de Berkley California, realizado en el 2008, encontró que la vitamina C puede ser eficaz en la reducción de las concentraciones de un biomarcador central de la inflamación relacionada con la enfermedad cardíaca y diabetes. La inflamación es un marcador grave de esta enfermedad. De acuerdo con un estudio italiano de 2003 sobre los efectos de la inflamación publicado en el "Journal of Medical Genetics," la inflamación crónica conduce a daños en los tejidos a largo plazo y se relaciona con un mayor riesgo de mortalidad. Incluyendo alimentos ricos en vitamina C como pimientos dulces, cítricos, fresas, tomates y coles, en los jugos, puedes protegerte contra el resfriado común y reducir el riesgo de inflamación y su enlace asociado a dicha enfermedad crónica.

Más galerías de fotos



Escrito por silvia nena | Traducido por mariana perez