Las mejores jugadas de cruces en baloncesto

En el baloncesto, los movimientos de regate cruzados son algunas maneras muy eficaces de pasar más allá de un defensor en un mano a mano. En un cruce, el jugador con el balón utiliza el amague, el engaño y el propio impulso del defensor para obtener espacio para regatear hacia la cesta o el espacio para tiros abiertos en saltos. Los movimientos de regates cruzados son habilidades que requieren mucha práctica para llevarlas a cabo con éxito.

Cruce básico

Un cruce puede ayudar a crear una separación de un jugador ofensivo a su defensor para que pueda volar sobre él para llegar al aro. Para este cruce, el jugador con balón debe fingir una dirección de regate y rápidamente regatear en la dirección opuesta e ir en otra dirección. Cuanto más rápida sea la ejecución del cruce y más se deje llevar el defensor por tu amague, ya sea con la cabeza y/o con el rollo del hombro, mejores serán los resultados que se obtendrán, y cualquier intento de cruce.

Doble cruce

Un defensor competente a menudo esperará a que el jugador ofensivo use un movimiento de cruce con él. Un doble cruce ayudará al jugador ofensivo a utilizar la anticipación de los defensores en un cruce en su beneficio haciendo un doble cruce donde la pelota vuelva a la mano original por lo que el jugador ofensivo pueda volver en su dirección original con el defensor sin equilibrio.

Cruce de retroceso

Un cruce de retroceso es un poco diferente al cruce regular en el momento de su ejecución y se utiliza mejor en una conducción hacia la canasta en la que el defensor hace un buen trabajo manteniéndose junto al jugador ofensivo. El cruce en retroceso se realiza con la conducción a la derecha con la mano derecha, cruzando el balón a la mano izquierda mientras te detienes un segundo para que el impulso del defensor que está marcando al delantero se pase de largo, quien luego de la detención puede disparar un indiscutible tiro de salto.

Cruce con giro de nuevo

Un movimiento de cruce con giro de nuevo es otra manera de contrarrestar la anticipación al cruce de un defensa y de una defensa agresiva. Después de cruzar hacia el lado opuesto, en lugar de continuar hacia adelante, gira de nuevo a la dirección original con un regate y haz un lanzamiento o procede llevando la pelota al tablero.

Entre las piernas

Cruzar la pelota entre las piernas es una buena manera de proteger el balón del alcance del defensor que intentará robarlo. Todos los movimientos de cruce se pueden hacer utilizando un regate entre piernas, si lo deseas, aunque a menudo aumentará la dificultad de realización.

Más galerías de fotos



Escrito por a.j. gold | Traducido por franco castro