Las mejores hombreras

Las hombreras de fútbol no sólo protegen los hombros. Las hombreras de los años 80, 90 y 2000 brindan una cobertura desde la base del cuello hasta la caja torácica, cubriendo la columna y los hombros así como los órganos mayores, los grupos musculares y los huesos en el pecho de los impactos. Las mejores hombreras varían por su posición, ofreciendo un rango de movimiento o de protección en base a las necesidades del jugador.

Los mariscales de campo, pateadores y punteros

Según la guía de compradores de Dick's Sporting Goods, los mariscales de campo quieren encontrar una hombrera que ofrezca un movimiento de hombro completo para lanzar. La hombrera también debería asentarse plana en el hombro y no torcer el cuello, limitando el movimiento de la cabeza y el rango de visión. Los mariscales de campo que corren, como los que están en la ofensiva, podrían escoger un corte de mariscal de campo para correr. Los punteros y pateadores generalmente seleccionan hombrearas de estilo de mariscal de campo y son las más livianas y estos jugadores tienen menos riesgos de ser derribados.

Los corredores, receptores y defensores

Los corredores y receptores son el foco de los juegos ofensivos y normalmente son derribados durante el juego. Estos jugadores, así como los defensores, necesitan hombreras livianas que puedan absorber la fuerza de un golpe mientras no limita la agilidad del jugador o la posibilidad de quitar a los atacantes con el brazo o defenderse. La guía de HRS Informer reporta que estos jugadores deben buscar hombreras que "den flexibilidad y movimientos libres y aún así absorber los golpes duros que recibirán".

Defensas, alas cerradas y defensa de línea

Los cuerpos más grandes requieren una hombrera más grande. Los defensores y alas cerradas atraparán o llevarán la pelota varias yardas, pero la mayoría de las veces estos jugadores bloquearán y apoyarán al mariscal de campo o a la posiciones ofensivas. Los defensores de línea combinan la velocidad y la fuerza para juntarse con los que llevan el balón y los receptores de yardas cortas. Como estos jugadores reciben la mayoría de los golpes en el pecho por bloquear o derribar, HRS Informer reporta que las hombreras deberían tener un frente rígido en lugar de cordones para darle fuerza frontal y mayor acolchado para los impactos. Los frentes rígidos tampoco requieren ajustes luego de los golpes. Sin los cordones en el frente, las almohadillas se aseguran debajo del brazo con un sistema de correas de vinilo y elástico.

Jugador de línea

Las posiciones más agotadoras en fútbol están en la línea de combate. Los jugadores de línea ofensivos brindan una pared de protección para el mariscal de campo y los huevos abiertos para correr hacia atrás y avanzar con la pelota. Los defensores de línea intentan tapar estos huecos así como presionar al mariscal de campo. Estas hombreras, como las utilizadas por los jugadores de línea tienen tiras alrededor del brazo para asegurarlas. También evitan que el bloqueador rival tome las aletas o cordones para desarmar las almohadillas.

Más galerías de fotos



Escrito por jared paventi | Traducido por sebastian castro