Las mejores hierbas para el cerebro y la memoria

Las hierbas se han usado para tratar enfermedades desde que el hombre las cultiva. Muchos usos herbales se transmiten oralmente, de generación en generación, pero hay algunas con estudios médicos detrás de ellas para apoyar su uso. Una de las áreas en las que se están estudiando y se las ha encontrado eficaces es en apoyar la función de la memoria y el cerebro. Mientras que las hierbas pueden ser útiles, también deben usarse con precaución, ya que pueden interactuar con otros medicamentos que estés tomando, afirma National Institutes of Health.

Ginkgo biloba


Hoja de ginkgo biloba.

El extracto del árbol de ginkgo biloba es el suplemento más estudiado de las hierbas, y uno de los más comprados en el mundo, de acuerdo con University of Maryland Medical Center. Muchos de esos estudios tienen evidencia del hecho que el ginkgo mejora el flujo de sangre al cerebro, lo que ayuda a protegerlo de la pérdida de memoria y la demencia, afirma el centro. Un estudio, en la edición de mayo de 2010 de "Pharmacopsychiatry", encontró que el ginkgo biloba mejora la función cognitiva y los síntomas de la demencia en seis meses de tratamiento. El ginkgo biloba está disponible como suplemento dietético en forma de té, cápsulas, tabletas o extracto líquido.

Ginseng


Ginseng.

Existen muchas especies de ginseng, pero las variedades más utilizadas son la asiática (panax ginseng) y la estadounidense (panax quinquefolius), de acuerdo con National Institutes of Health. Si bien ambas hierbas tienen características individuales, ninguna es mejor que la otra, según los investigadores de Chinese Academy of Medical Sciences & Peking Union Medical College en China. Ambas especies de ginseng contienen ginsenósidos, que son los compuestos activos que dan al ginseng sus propiedades medicinales. En un informe publicado en la edición de diciembre de 2009 del "Chinese Journal of Integrative Medicine", los investigadores afirman que un ginsenósido especial, llamado Rg1, aumenta la producción de células nerviosas en la región del cerebro que regula la memoria. Si bien el estudio se realizó en ratas y ratones, los investigadores señalan que la formación de memoria es similar en los mamíferos, lo que sugiere que el Rg1 tendría el mismo efecto en las personas. Al mirar los numerosos estudios sobre la función del Rg1 y el cerebro, concluyen que el ginseng mejora la memoria y la función de aprendizaje, e incluso puede aumentar la capacidad intelectual. Utilizado como un suplemento dietético, el ginseng está disponible en forma de raíz fresca, raíz seca, extracto fluido o tintura.

Gotu kola


Hoja de gotu kola.

El gotu kola, conocido científicamente como centella asiática, es una hierba que se ha utilizado durante siglos para tratar varios problemas de salud, desde mordeduras de serpientes hasta diarrea, según American Cancer Society. Se ha encontrado que el gotu kola tiene un efecto positivo sobre la función cerebral, incluidas algunas afecciones como la enfermedad de Parkinson, según la edición de 2010 de "The Journal of Toxicological Sciences". Los investigadores de International Medical University en Malasia informan que cuando las ratas fueron tratadas con centella asiática durante tres semanas, tuvieron un aumento mensurable en las enzimas antioxidantes en el cerebro, incluyendo el hipocampo, un área que regula la memoria. Los investigadores concluyen que la administración de centella asiática puede proteger al cerebro de trastornos neurodegenerativos. La centella asiática está disponible en forma de extracto líquido, cápsulas, pomadas, polvo y gotas para los ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por mayra cabrera