Los mejores guantes de esquí para hombres

Si quieres terminar tu viaje de esquí con los todos dedos con los que empezaste necesitas un par de guantes. Mientras hace más frío, tu cuerpo naturalmente saca la sangre desde tus extremidades, haciendo a los entusiastas de los deportes de invierno especialmente propensos a dedos fríos. El par de guantes correcto para las condiciones que esperas enfrentar te prevendrán de perder el calor suficiente para que no tengas molestias, o algo peor.

Mantener a raya los elementos

Los mejores guantes de esquí necesitan mantener el agua afuera sin darte la sensación pegajosa de la transpiración. Una membrana a prueba de agua pero respirable permite que el vapor del agua salga del guante sin permitir que entre el líquido. Esto mantiene tus manos secas y cómodas, incluso si pasas el día en nieve profunda. Los mejores guantes de esquí aumentan la cubierta exterior con una palma hecha de cuero sintético, dándote un buen agarre a tus bastones de esquí.

Dedos cálidos

Los guantes de esquí deben tener algo de aislamiento para prevenir la pérdida de calor en las pendientes, pero un mitón completo de invierno no siempre es necesario. En días más cálidos, un guante de revestimiento de lana puede ser suficiente si estás esquiando. A medida que hace más frío, los guantes tejido softshell pueden ser añadidos a los de lana para retener un poco más el calor mientras previenes una transpiración excesiva. Los viajes más fríos requieren un aislamiento que atrape mucho más aire caliente. El anchor del aislamiento determina cuán cálidos serán los guantes. El aislamiento del guante es generalmente sintético, ya que se mantiene cálido incluso cuando se moja.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por nuria banus