Las mejores gafas de natación para niños

Entonces, tu hijo ha decidido unirse a un equipo de natación o tal vez él es un pequeño pez que goza el nadar en su tiempo libre. Cuando te preguntas cómo elegir las mejores gafas de natación para tu nadador, hay algunas cosas que tendrás que tener en cuenta antes de salir corriendo y comprar un par.

Beneficios de las gafas

Proporcionarle a tu hijo un par de gafas de natación puede ayudarle a proteger sus ojos del cloro y otros químicos encontrados en las piscinas, así como suciedad, desechos y bacterias. Las gafas pueden prevenir irritación y los ojos inyectados con sangre. Además, tu hijo tendrá una mejor visión bajo el agua si él llevaba gafas de natación, que puede ser útil cuando está compitiendo, jugando juegos de agua o buscando artículos bajo el agua con sus amigos.

Estilos de las gafas

Las gafas de competencia son ideales para tu hijo si compite en un equipo de natación. Si bien las gafas de competencia son generalmente más caras, tienen un perfil bajo y encajan cerca de los ojos, lo que puede proporcionarle a tu hijo una vista más amplia cuando está entrenando o compitiendo. Las gafas recreativas son menos costosas que las de competencia, pero a menudo son más voluminosas. Como lado positivo, por lo general son más amplias alrededor de los ojos, haciéndolos más cómodos para jugar en la piscina o en clases de natación.

Encontrar el mejor ajuste y sellado

El encaje y el sellado son importantes, porque sin ellos será menos probable que tu hijo quiera usar las gafas. Cuando las gafas no proporcionan un buen sellado, el agua puede filtrarse e irritar los ojos, lo que hace que tu hijo esté incómodo. Prueba unos cuantos pares de gafas de niños en tu hijo. Prueba el sellado presionando las gafas a la cara de tu hijo fíjate si se adhieren. Al tirar las gafas de la cara de tu hijo, deberían permanecaer firmemente adheridas en su lugar y no separarse fácilmente. Una buena succión y sellado se producirían sin tener las correas, ya que éstas están allí sólo para mantener las gafas en su sitio.

Tipos de lentes

Decide qué lentes son mejores para tu hijo. Éstos vienen en una variedad de materiales y colores. Los lentes ópticos se hacen con el mismo plástico que encontrarías en gafas de sol graduadas. Resisten arañazos, son ligeros y tienen menos distorsión que otros lentes. Los lentes de policarbonato son fuertes, resisten el agrietamiento y ofrecen protección a los rayos UV. Algunos lentes incluso vienen con recubrimiento anti vaho que te ayuda a prevenir que las gafas se empañen en el agua. Los lentes de colores oscuros son ideales para nadar informalmente, piscina al aire libre en días nublados y piscina cubierta. Los lentes metálicos tienen una mirada en espejo con un tinte oscuro, a menudo se utilizan para la competencia de natación. Los lentes de colores claros y transparentes permiten que más luz pase a través de ellos, permitiendo que tu hijo vea más cuando nada durante mañanas bien tempranas o en piscinas cubiertas.

Importancia de la comodidad

Parece obvio que las gafas de tu hijo se deben ajustar cómodamente, pero cada par de gafas se ajusta de manera diferente a las diferentes caras, por lo que es importante tratar varios estilos hasta encontrar la mejor opción. En última instancia, el par de gafas de natación que es mejor para tu hijo dependerá de la comodidad y el tipo de actividad que vaya a realizar. Una vez que hayas encontrado el par perfecto de gafas de natación, ajuste las correas para sujetar las gafas en posición para que tu hijo no esté incómodo. A continuación, comprueba la nariz para asegurarte de que se sienta cómodamente alrededor de la nariz de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por andrés marino ruiz