Las mejores fuentes de proteínas magras

Cualquier persona que esté buscando para generar cantidades serias de masa muscular debe aumentar su ingesta de proteínas, según informa ESPN Training Room. Mientras que las personas sedentarias necesitan 0,8 g de proteína por kilogramo de peso corporal, cualquier persona que pasa tiempo apreciable en el gimnasio necesita de 1 a 1,5 g por kilogramo. Sin embargo, muchas fuentes de proteínas, como la carne y los huevos son todo menos magros. Si bien contienen proteínas, están llenos también de grasa. Afortunadamente, hay una serie de fuentes de proteínas magras que pueden beneficiarte.

Claras de huevo

Las claras de huevo son un elemento básico para ganar masa, y por buena razón. A diferencia de los huevos enteros, que contienen cantidades significativas de grasa total y saturada, las claras están completamente libres de grasa. Alrededor de 1/3 de una taza de claras de huevo, o 100 g, contiene 10 g de proteína y cero gramos de grasa, según informa PeerTrainer.com. Para los físico-culturistas, las claras de huevo son una forma altamente digerible de proteínas. El valor biológico (que es una medida de la cantidad de proteína en un alimento que se digiere y en última instancia es utilizada por el cuerpo) es muy alto en las claras de huevo, según informa el sitio web de la Universidad de Wageningen.

Pechuga de pavo

Cuando se trata de comidas ideales para el físico-culturismo, es difícil superar un bocadillo saludable de una pechuga de pavo magra, rica en proteínas. La pechuga de pavo es una forma fácil y portátil de obtener grandes cantidades de proteína completa sin tener que preocuparte por el contenido de grasa. Una porción de 4 onzas de 98 por ciento de pechuga magra contiene más de 20 g de proteína, informa PeerTrainer.com. Además de sándwiches, la pechuga de pavo magra va muy bien en la parte superior de una pizza, como parte de una ensalada, o incluso por sí misma como un bocadillo alto en proteínas. La única desventaja de pechuga de pavo es que tiende a ser muy alta en sal, lo que puede aumentar el riesgo de hipertensión en las personas sensibles a la sal. En su lugar, opta por las versiones bajas en sodio.

Tofu

Si eres un físico-culturista que le gusta experimentar comidas exóticas, considera el queso de soja (tofu) como parte de tu próxima comida. Los frijoles de soja que componen el tofu son una excelente fuente de proteína completa, lo que significa que la proteína en el queso de soja se utiliza en última instancia por el cuerpo. 4 onzas queso de soja reducido en grasa contienen más de 10 gramos de proteína y 4 gramos de grasa. El tofu es una de las fuentes más versátiles de proteína magra para el físico-culturismo. Trata de añadir tofu en frituras de vegetales, como parte de las sopas y guisos, o como un sustituto de la carne para asar.

Más galerías de fotos



Escrito por brian east dean | Traducido por mariana nonino