Las mejores fuentes de proteínas para mujeres embarazadas

La proteína es esencial durante el embarazo para apoyar al desarrollo del crecimiento de las células del feto, el desarrollo del cerebro y la producción de sangre. Mientras que la proteína es importante para todas las mujeres embarazadas, las vegetarianas y las mujeres que consumen poca carne deberían prestar especial atención al consumo de proteínas con el fin de compensar las proteínas procedentes de fuentes animales que no consumen.

Carne y aves

La carne y las aves de corral son fuentes de proteínas que ofrecen variedad para una dieta saludable durante el embarazo. Las carnes rojas magras totalmente cocinadas, como el bistec y las hamburguesas son bajas en grasa, mientras que el pollo, el pavo, el cerdo y el cordero también ofrecen una buena cantidad de proteínas. Dos a tres onzas de carne roja cocida o aves constituyen una porción de proteína.

Legumbres

Los frijoles son ricos en aminoácidos y en proteínas necesarias para la generación de células fetales y se pueden combinar con otros alimentos ricos en proteínas para añadir variedad nutricional. Media taza de frijoles cocidos, frijoles blancos, frijoles negros, garbanzos u otros tipos de verduras proporcionan una ración de proteínas beneficiosa. Mezcladas con ensaladas, carnes y en sopas, las legumbres pueden ser una fuente de proteínas y también pueden reemplazar las porciones de carne si lo deseas.

Nueces

Las nueces son ricas en proteínas y actúan como un aperitivo. Se pueden combinar con otros alimentos para añadir un impulso de proteínas. Una porción de proteínas equivale a 1/3 de taza de almendras, nueces y cacahuetes, o a 2 cucharadas de mantequilla de maní. Las nueces se pueden añadir a las ensaladas, y la mantequilla de maní al pan de grano entero para añadir nutrición y variedad.

Lácteos

Los productos lácteos ricos en proteínas vienen en una variedad de formas como la leche, el yogur, el queso y los huevos. Todos los productos que hayan sido enriquecidos con ácidos grasos omega-3 también están disponibles. Estos productos ofrecen nutrición adicional para el crecimiento y el desarrollo fetal, así como las proteínas.

Tofu y soja

El tofu y otros productos a base de soja también son una buena fuente de proteínas. El tofu es versátil y se puede utilizar en una variedad de maneras para añadir proteína a una dieta durante el embarazo, como en ensaladas, sopas y como una entrada. Una media taza de tofu equivale a una porción. Adicionalmente, los productos a base de soja como los fideos y frijoles son buenas opciones.

Suplementos de proteínas

Los suplementos proteicos están disponibles en forma líquida, como la marca de venta libre Ensure, que puede ayudar a impulsar la nutrición proteica cuando sea necesario durante el embarazo. Las mujeres que experimentan náuseas matutinas u otros trastornos digestivos que deterioran los hábitos alimenticios normales pueden considerar el uso de suplementos nutricionales. Sin embargo, los suplementos son mejor utilizados bajo la asesoría de un médico para asegurar que consumas el suplemento adecuado, con la cantidad apropiada de proteínas.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth otto | Traducido por eliana belen doria