Las mejores fuentes naturales de yodo y potasio

El potasio y el yodo son dos nutrientes importantes que obtienes naturalmente de los alimentos. Tu cuerpo depende del potasio para contraer los músculos, incluyendo a tu corazón. Todas tus células, tejidos y órganos necesitan este mineral para funcionar correctamente. Necesitas yodo para un crecimiento y desarrollo saludables debido a que tu cuerpo usa este elemento para producir hormonas tiroideas. La cantidad diaria recomendada, o RDA (recommended dietary allowance en inglés) de potasio es de 4,700 miligramos para los adultos y la RDA del yodo es de 150 microgramos para los adultos.

El yodo en el pescado, las semillas y las judías

Los mariscos son una de las fuentes más ricas de yodo debido a que el agua de mar contiene dicho elemento. Los pescados y mariscos absorben este nutriente, que después obtienes al consumir alimentos como el bacalao, el camarón y el atún. Las plantas en el océano, incluyendo a las algas pardas kelp y wakame, también son excelentes fuentes de yodo por la misma razón. La sal marina contiene yodo de forma natural, mientras que la sal de mesa tiene yodo añadido. El ajo, las semillas de sésamo, la soja, las judías blancas (navy beans) y las habas (lima beans) también te proporcionan este nutriente.

Otras fuentes de yodo

Algunas veces es difícil estimar el contenido de yodo de los alimentos debido a que esto depende del yodo en el suelo. Entre las verduras altas en yodo se encuentran las espinacas, las acelgas (Swiss chard), la calabaza de verano (summer squash), las hojas de nabo (turnip greens) y las papas blancas (white potatoes). En Estados Unidos el yodo se añade a los alimentos de los animales, por lo que los productos lácteos son fuentes de calidad de yodo, como la pechuga de pavo al horno. Las panaderías pueden añadir este mineral a la masa como un agente estabilizante, lo que convierte al pan en otra fuente.

El potasio en las frutas y verduras

Si consumes una dieta rica en frutas y verduras, entonces tu consumo de potasio debería estar bien. Los plátanos (bananas) son conocidos por su potasio, pero las ciruelas, el jugo de ciruela pasa, las pasas, el jugo de naranja y el de tomate tienen niveles de potasio más altos que los de los plátanos. Los aguacates (avocados), el melón (cantaloupe), los kiwis y los albaricoques (apricots), especialmente los albaricoques secos, contienen este nutriente. Una papa (potato) al horno con piel posee 926 miligramos de potasio, mientras que las alcachofas (artichokes), las habas (lima beans), espinacas, la calabaza de invierno (winter squash), el brócoli, los guisantes (peas) y las batatas (sweet potatoes) te proporcionarán una dosis saludable de este mineral.

Otras fuentes de potasio

Come bocadillos haciendo una mezcla casera de frutas secas con almendras, semillas de girasol y pasas para lograr un excelente incremento en tu consumo de potasio. Una onza de semillas de girasol contiene 241 miligramos y una onza de almendras tiene 200 miligramos de potasio. Otras nueces también contienen este nutriente, por lo que no tienes que elegir comer únicamente almendras. También puedes obtener potasio de las carnes rojas, el pollo y el pescado, entre los que se encuentran el salmón, bacalao, lenguado y sardinas. Otras fuentes adicionales de potasio son los productos de soja, la leche y el yogur.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por juliana star