Las mejores formas para superar el jet lag

Nunca es divertido lidiar con el jet lag; esa sensación de flojera y cansancio que muchas personas experimentan después de viajar por varias horas fuera de sus zonas horarias. El jet lag ocurre porque el reloj interno de tu cuerpo, o ritmo circadiano, no está sincronizado con la zona horaria a la que has llegado. El jet lag puede durar varios días, lo cual podrían arruinar unas vacaciones llenas de acción. Seguir algunos consejos de expertos del sueño puede ayudarte a reducir o incluso evitar la sensación de jet lag por completo.

Cambia tu patrón de sueño

La American Academy of Sleep Medicine (aasmet.org) recomienda cambiar tu patrón de sueño con anticipación. Aproximadamente una semana antes de tu viaje, empieza a ir a dormir una hora antes o después de lo que acostumbras, dependiendo de la zona horaria a la que viajarás. Incrementa ese tiempo por otra hora cada día si es posible. Para cuando sea hora de tu viaje, tu patrón de sueño debería casi sincronizarse con la zona horaria del país que estás visitando.

Hidrátate apropiadamente

Manténte hidratado antes de tu viaje, durante el vuelo y justo después de éste, ya que la deshidratación exacerba los síntomas del jet lag. El Dr. Frank Lipman, fundador y director de Eleve-Eleven Wellness Center en la Ciudad de Nueva York, dice que beber mucha agua durante un viaje te obliga a levantarte para usar el baño frecuentemente, lo cual te permite estirar tus músculos y mantener la sangre circulando adecuadamente por todo tu cuerpo; ambas cosas te ayudarán a reducir los síntomas del jet lag. También deberías evitar beber alcohol mientras estás en el avión, ya que su efecto deshidratante se incrementa a grandes alturas.

No te expongas al sol

Cuando llegues a tu destino, evitar exponerte al sol puede ayudar a reajustar el reloj interno de tu cuerpo, de acuerdo con el Dr. Martin Moore-Ede, un especialista en sueño de "The New York Times". Si viajas hacia el oeste, intenta conseguir un viaje que aterrice en la mañana, y exponte tanto como puedas al sol de la mañana para ayudar a adelantar tu reloj biológico. Si viajas del oeste al este, querrás evitar el sol al avanzar la tarde, lo cual ayuda a retrasar tu reloj biológico.

Cafeína moderada y siestas

El Dr. Mark Rosekind, un experto en sueño, nota en un artículo que apareció en "The New York Times" el 30 de abril del 2008, que es benéfico tomar siestas cortas que combinadas con pequeñas cantidades de cafeína te ayudan a combatir el jet lag y aumentar tu atención. Él recomienda beber una taza de café justo antes de tomar una siesta de no más de 45 minutos. Debido a que la cafeína requiere de 15 a 20 minutos para afectar tu sistema, cuando te despiertes, deberías sentirte más alerta. Sin embargo, no duermas más de 45 minutos. Rosekind dice que dormir profundamente sólo te hará sentirte más flojo y cansado.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por alejandro moreno