Las mejores formas de hablarle a tu hija adolescente

Durante su adolescencia, tu hija puede estar más interesada en salir con sus amigos y pasear, que quedarse en casa con la familia o hacer las tareas. Pueden surgir tensiones a medida que empieza a mostrar su independencia. Aprender nuevas maneras de hablar con ella, y mostrarle respeto por la mujer en que se está convirtiendo, puede ser muy positivo para ayudarlas a entenderse una con la otra.

Escucha y acércate a tu hija

Tu hija probablemente valora muchas personas y cosas: sus amigos, su equipo de baloncesto de la escuela, el niño en la clase de álgebra. Aprender a escucharla puede abrir las puertas de la comunicación entre las dos. Hazle muchas preguntas sobre lo que está pasando en su vida, y no tengas miedo de compartir tus propias metas e intereses con tu hija. Encuentra un momento para cenar juntas y pasar tiempo en familia con regularidad. Esto puede ayudar a entender mejor cómo se comunica tu hija y cómo tiene que ajustar tu enfoque de acuerdo a su comportamiento.

Elige el momento correcto para hablar

El mejor momento para hablar con tu hija, probablemente, no es cuando te sientes furiosa con ella. Permite que todos se calmen después de un desacuerdo, y luego tratar de hablar con ella durante el almuerzo. Dile que la amas y trata de adoptar una postura neutral y calma, sugiere el Hospital Infantil de Boston para la Salud de las Mujeres Jóvenes. Reducir el tono puede ayudarla a entender que no está siendo atacada, y que se trata de una conversación entre dos personas buscando una solución.

Cómo hablarle a tu hija

Si bien es posible que desees criticar las decisiones insensatas de tu hija o decirle lo que debe hacer, es probable que el resultado final sea una tensión entre las dos, advierte KidsHealth, un sitio web de desarrollo infantil. Muestra aprecio por lo que tu hija hace bien, diciéndole: "Sé que por lo general vuelves a casa a tiempo, pero quiero hablarte de por qué llegaste tarde anoche". Haz muchas preguntas, pero evita nombrar los argumentos pasados ​​con tu hija. También es importante que te mantengas libre de prejuicios. Si ella dice algo con lo que estás en desacuerdo, puedes decir: "Veo lo que dices, pero cuando no me llamaste anoche, tenía miedo de algo que te hubiera pasado".

Ayuda adicional

En algunos casos, la ira y el resentimiento entre padres e hijas necesitan la intervención profesional. Un asesor familiar o un terapeuta pueden ser capaces de ayudar a tu familia a aprender nuevas formas de comunicación. Todos en la familia tienen que estar dispuestos a trabajar en el problema juntos y aceptar que cada miembro puede estar haciendo algo que causa tensión.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por sofia loffreda