Las mejores formas de ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular mejora la circulación sanguínea, ayuda a fortalecer el corazón y los pulmones, y trabaja para eliminar el exceso de azúcar en la sangre y contribuir a controlar y prevenir la diabetes. Decidir cuál es la mejor forma de ejercicio cardiovascular para ti depende de tus necesidades, metas y habilidades.

Ejercicio cardiovascular de alto impacto

El ejercicio cardiovascular de alto impacto se realiza cuando ambos pies se despegan del piso al mismo tiempo en algún momento durante el ejercicio. Correr, bailar y saltar son ejemplos de ejercicios de alto impacto. Esta forma de ejercicio es beneficioso para prevenir la osteoporosis. Los ejercicios de levantamiento de pesas de alto impacto ayudan a fortalecer los huesos y mantenerlos fuertes, pero si te has roto un hueso debido a la osteoporosis o estás en riesgo de fracturarte un hueso, se deben evitar los ejercicios de alto impacto, de acuerdo con la National Osteoporosis Foundation.

Ejercicios cardiovasculares de bajo impacto

El ejercicio cardiovascular de bajo impacto implica que por lo menos un pie toca el piso en todo momento. Caminar, ejercicios aeróbicos de bajo impacto, trabajo en máquinas elípticas y máquinas escaladoras, son ejemplos de ejercicio de bajo impacto. Este tipo de ejercicio es una alternativa más segura para personas que tienen osteoporosis o quiénes están en riesgo de romperse un hueso. Alternar el entrenamiento con ejercicios de bajo impacto también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar lesiones provocadas por el ejercicio de alto impacto, como las fracturas por estrés. Caminar es una de las mejores y más seguras formas de ejercicio cardiovascular. Una caminata diaria permite quemar la grasa y promueve la circulación normal de la sangre, sobre todo en las extremidades.

Ejercicio cardiovascular sin impacto

Los ejercicios cardiovasculares sin impacto, como la natación y el ciclismo no son beneficiosos para mejorar la densidad ósea y prevenir la osteoporosis, pero pueden ser un ejercicio alternativo seguro para personas en etapa de recuperación de alguna lesión o con problemas en los pies que les impida ejercitarlos. El ejercicio cardiovascular sin impacto es beneficioso para mejorar la salud del corazón, bajar de peso y reducir el riesgo de desarrollar alguna enfermedad.

Nivel de intensidad

El nivel de intensidad determina la fuerza con la que estás haciendo un ejercicio. La recomendación actual para obtener beneficios para la salud es de cuando menos 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada aeróbica cinco días a la semana, de acuerdo con el American College of Sports Medicine. El aumento de la intensidad del ejercicio ofrecerá mayores beneficios para la salud, y te hará quemar más calorías en un corto período de tiempo. El ejercicio de alta intensidad se realiza normalmente en intervalos como carreras de velocidad durante 30 segundos, seguido por 60 segundos de caminar. Puedes llevar a cabo el entrenamiento de intervalo al correr, practicar ciclismo o natación o en una máquina elíptica.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por sergio mendoza