Las mejores formas de que los adolescentes se mantengan en forma

Con tantas dietas de moda y tendencias de ejercicio en el mercado, puede ser abrumador para los adolescentes saber cuáles son las mejores formas de mantenerse en forma. ¿Las buenas noticias? Estar saludable no tiene que ser complicado. Existen muchas formas sencillas de incorporar hábitos saludables a tu estilo de vida.

Una dieta equilibrada

Puede ser tentador pensar que los alimentos marcados "bajos en grasa" o "dietéticos" son automáticamente mejores para ti. Sin embargo, estos alimentos tienden a ser altamente procesados y bajos en nutrientes. En vez de eso, intenta comer alimentos enteros como frutas, verduras, nueces, pescado y granos enteros en vez de bebidas azucaradas, carnes procesadas y chips. Lograr una dieta balanceada también significa tener una relación saludable con la comida: en vez de verla como tu enemigo, recuerda que los alimentos saludables mantienen a tu cuerpo y mente nutridos. En vez de comer mientras chateas con tus amigos o navegas en línea, lo que está asociado a opciones alimenticias menos saludables, intenta sentarte en la mesa y simplemente disfrutar y apreciar tu comida.

Un estilo de vida saludable

Los adolescentes deben involucrarse en alrededor de una hora de actividad física vigorosa cada día. ¿Parece mucho? Elige actividades que te gusten y el ejercicio será más fácil de integrar a tu rutina. Los investigadores también muestran que pequeños impulsos de ejercicio esparcidos a lo largo del día son iguales de efectivos para tu salud que los impulsos largos. Por ejemplo, haz saltos (jumping jacks) durante las pausas comerciales de tu show favorito, toma las escaleras en vez del ascensor, ¡o sorprende a tus padres ofreciéndote a aspirar!

Una buena noche de sueño

Aunque algunas veces puede ser tentador quedarte despierto hasta tarde, obtener suficiente sueño es crucial para tu salud. De hecho, la falta de sueño está asociada a tasas altas de obesidad. Según la National Sleep Foundation, los adolescentes deben obtener alrededor de nueve horas de sueño cada noche. Para asegurarte de dormir bien, adopta buenos hábitos. Por ejemplo, acuéstate a la misma hora cada noche, intenta no mirar televisión ni navegar en tu celular en la cama y asegúrate de que tu habitación está oscura y silenciosa al ir a dormir.

Una mente saludable

Entre más creas en tu habilidad para hacer elecciones saludables, más motivado estarás para crear hábitos positivos en tu vida. Sin embargo, de vez en cuando, todo el mundo experimenta momentos de negatividad diciendo cosas como "Nunca podré trotar por 20 minutos". Recuerda que estos pensamientos son normales y se amable contigo mismo. Si notas que tus pensamientos negativos persisten por más de una semana o si están interfiriendo con tu habilidad para adoptar hábitos saludables, encuentra a alguien con quien hablar, como el consejero de tu escuela o un adulto en quien confíes.

Más galerías de fotos



Escrito por amy r. green | Traducido por ana maría guevara