Las mejores flexiones de brazos para generar masa muscular

Las flexiones de brazos (push-ups) son ejercicios de fuerza efectivos para los hombros, pecho y brazos, y estos también pueden incrementar la masa muscular en dichas áreas. Las claves para convertir las flexiones de brazos de un ejercicio de acondicionamiento a un movimiento de musculación son incrementar la resistencia y cambiar la posición del cuerpo.

Adiciona resistencia estática

Para generar más masa muscular, debes incrementar la resistencia, de tal manera que tu cuerpo se vea obligado a adaptarse al manejo de cargas más pesadas. Tu cuerpo se adapta mediante la adición de tejido muscular. El método más simple es utilizar un chaleco con pesos o una mochila llena de pesas. Incrementa dicha cantidad todas las semanas o a medida que tu cuerpo se adapte a la carga. Trata de realizar de 12 a 15 flexiones de brazos durante tres series, tres veces a la semana. Descansa dos o tres minutos entre series.

Adiciona resistencia dinámica


Usa cadenas para adicionarle resistencia dinámica a las flexiones de brazos.

Entrecruza cadenas pesadas sobre tu espalda, con los extremos apoyados en el piso. A medida que te alejas del suelo levantas más eslabones, adicionando más peso cuando alcanzas más altura. Puedes obtener un resultado similar utilizando bandas de resistencia o tubos elásticos de ejercicio.

Cambia la posición de las manos y los pies

Cambiar la posición de tus manos y pies trabajará los músculos del pecho, hombros y brazos de manera diferente. Para concentrarte más en el pecho, asume una separación mayor de manos. Unir las mismas, justo debajo de tu esternón, enfoca la mayor parte de la carga en tus tríceps. Elevar tus pies en una silla o escritorio hará que ejercites más tus deltoides (los músculos de los hombros).

Más galerías de fotos



Escrito por jack kaltmann | Traducido por jhonatan saldarriaga