Los mejores ejercicios para reducir la grasa del estómago

Si el exceso de grasa alrededor de la cintura te hace sentir inseguro, párate y empieza a moverte. No sólo reducirás la grasa del vientre, te verás y sentirás mejor, sino que también reducirás el riesgo de problemas de salud, tales como enfermedades del corazón y diabetes tipo 2. Dado que una reducción localizada no es posible, enfócate en hacer los mejores ejercicios para reducir la grasa de tu cuerpo y, antes que te des cuenta, la grasa de tu estómago se desvanecerá.

Estimular la sudoración

Realizar ejercicios cardiovasculares (cardio) moderados durante 30 a 60 minutos por cinco días a la semana quema calorías y ayuda a perder la barriga. Realiza actividades que constantemente desafíen a tus músculos del núcleo, ejercita en una caminadora (treadmill) o en una máquina elíptica con asas móviles (elliptical machine with moving handles), toma clases de ciclismo o de kickboxing (cycling or kickboxing class), o practica tenis o voleibol (tennis or volleyball). Para una pérdida importante de calorías y de grasas, incorpora intervalos de alta intensidad en tu rutina. Cada dos minutos más o menos, incrementa la velocidad de tus ejercicios cardiovasculares moderados a un ritmo vigoroso durante 30 segundos a un minuto. Un ritmo moderado aún debe permitirte que hables, mientras que un ritmo vigoroso sólo te permite decir unas palabras.

Fortalecer los músculos

El entrenamiento de fuerza mantiene y construye el tejido muscular, y esto ayuda a perder las grasas del cuerpo, incluyendo la grasa del abdomen. Porque el músculo consume más calorías que la grasa para sostenerse, quemar calorías durante y después de tu entrenamiento te fortalece. (strength workout). Trabaja tus músculos grandes, como las piernas, los brazos, el pecho, los hombros, la espalda y los abdominales, por lo menos dos días de la semana. Para variar, considera hacer entrenamiento de circuito (circuit training) en el que pasas de un ejercicio a otro sin descansar. Por ejemplo, haz una serie de prensa de banca (bench presses) e inmediatamente después de esto sigue con sentadillas con mancuernas (dumbbell squats), remos agachado (bent-over rows) y abdominales de bicicleta (bicycle crunches).

Enfócate en los abdominales

Aunque los ejercicios de fortalecimiento abdominal ( abdominal-strengthening exercises), como sentadillas y abdominales (sit-ups and crunches), no reducen la grasa del vientre, mejoran la resistencia y el tono de los músculos abdominales. Cuando la grasa abdominal se reduce, estos ejercicios asegurarán de que tu estómago parezca tenso, firme y bien definido. El American Council on Exercise dirigió un estudio que mostró que los abdominales de bicicleta, los levantamientos de rodilla (knee raises) en una silla romana, y los abdominales realizados en una bola de estabilidad son los ejercicios más eficaces a la hora de ejercitar tus abdominales. Estos trabajos pueden ser parte de tu rutina de entrenamiento de fuerza.

Evita las rosquillas

Cuando se trata de reducir la grasa del vientre, el ejercicio regular es sólo parte del tratamiento. Tu dieta es otro factor esencial. Si a menudo te haces un festín con papas fritas, galletas, donas y otros alimentos procesados, no verás resultados sin importar la cantidad de ejercicios que hagas. Omite o reemplaza los alimentos poco saludables que agregan kilos. Concéntrate en algo más saludable, como granos integrales, frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasas y proteínas magras. Porciones más pequeñas también pueden ayudar a perder kilos. Antes de cambiar tu estilo de vida, consulta con un médico, especialmente si tienes alguna condición de salud o lesión, o si has estado sedentario.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly caines | Traducido por priscila caminer