Los mejores ejercicios para correr

Correr es conocido por desarrollar la condición aeróbica, ayudando a la eficiencia cardiovascular del cuerpo. Sin embargo, mientras ayuda a incrementar la resistencia, no aumenta la fuerza de los grupos musculares clave. Debido a esto, es importante involucrarte en otros ejercicios de entrenamiento y carreras largas. Esto mejorará tu fuerza y resistencia general mientras reduce las probabilidades de una herida. Los corredores deberían considerar agregar ejercicios de abdomen, brazos y piernas para mejorar su condición para correr.

Abdomen


Un abdomen fuerte puede ayudar a mejorar la forma de correr y aumentar la velocidad.

Un estudio publicado en la edición de enero de 2009 del “Journal of Strength and Conditioning Research” encontró que el entrenamiento de fuerza en el abdomen puede ser ligado a la mejora en el desempeño de los corredores. Desarrollar una rutina de ejercicios de abdomen antes o después de correr es una buena manera de desarrollar los músculos de tu abdomen. Sáltate las sentadillas y enfócate en esos ejercicios que involucran a muchos músculos para obtener un beneficio mayor. Estos ejercicios incluyen la plancha, levantamientos de brazos y piernas opuestos, patadas de mariposa y giros rusos.

Piernas


Para desarrollar fuerza en sus piernas, los corredores peuden usar el peso de su cuerpo en ejercicios como estiramientos de piernas y sentadillas.

Muchos corredores se saltan el entrenamiento de fuerza para sus piernas porque creen que correr es suficiente para sus músculos. Sin embargo, correr desarrolla la resistencia de estos músculos pero no contribuye a su fuerza. Debido a esto, es importante desarrollar un entrenamiento de fuerza para tus piernas dentro de tu rutina de ejercicios para asegurarte de que estés desarrollando poder. Estas rutinas de ejercicio no deberían hacerse el día anterior a una carrera o una sesión de velocidad de alta intensidad. El Consejo Americano de Ejercicio recomienda las sentadillas cargando tu peso, los estiramientos que activan a los glúteos, las escaladoras y los saltos en cuadro.

Brazos


Unos músculos fuertes en los brazos ayudan a mejorar la economía y velocidad al correr.

Una forma y velocidad adecuadas para correr vienen de tener brazos Fuertes. Entre más rápido pueda mover sus brazos un corredor, más rápido podrá correr. Esta velocidad se atribuye a la fuerza muscular general. Los corredores necesitan volver una prioridad el fortalecer sus brazos con entrenamiento de pesas. Rob Price, autor de “Weith Training for Running: The Ultimate Guide” recomienda que los corredores se enfoquen en fortalecer sus antebrazos, tríceps y bíceps. Los ejercicios clave deberían incluir lagartijas, lagartijas en la banca y levantamiento de pesas con los bíceps.

Entrenamiento diferente


Pasar un día en la alberca le puede dar a los músculos con los que corres un descanso mientras ayuda a mejorar la condición general.

El entrenamiento de resistencia ofrece muchos beneficios a los corredores. Puede ayudar a mejorar la condición general mientras le da a los músculos de correr un descanso del movimiento repetitivo que ayuda a reducir el impacto del deporte y puede reducir las probabilidades de una herida. Además, te da un descanso mental de las carreras. Esto puede ayudar a que no te canses e incrementar tu nivel de interés en el deporte. Caminar, andar en bicicleta y nadar son buenas opciones. La mayoría de los programas de entrenamiento meten uno o dos días de ejercicio diferente en el horario de un corredor.

Más galerías de fotos



Escrito por lora mays | Traducido por laura gsa