Los mejores ejercicios para corregir la postura

Las deficiencias de postura son comunes, y pueden ser agravadas por incluso una forma de vida semi-sedentaria. La postura incorrecta puede provenir de la inactividad general, tal como sentarse en un escritorio o encorvarse sobre una computadora la mayoría de las horas del día. La mala postura puede también ser el resultado del descuido prolongado de los músculos de la espalda, hombros y núcleo. Para revertir los efectos de la mala postura, realiza ejercicios que se centren en llevar los hombros hacia atrás y en estimular una columna vertebral erguida y equilibrada.

Rotaciones de hombro

Siéntate con la espalda recta y los abdominales contraídos. Encoge los hombros y ruédalos hacia atrás, apretando y juntando los músculos superiores de la espalda, con un movimiento circular. Tómate tu tiempo y concéntrate en tirar los hombros hacia atrás con cada repetición. Repite de 10 a 12 veces. Realiza este ejercicio a lo largo del día para entrenar los músculos posturales a mantener una buena postura.

Polea al pecho con un rodillo de espuma

Acuéstate sobre tu espalda, con el rodillo de espuma de manera vertical a lo largo de tu columna vertebral y las rodillas dobladas. Relaja tu cabeza, cuello y hombros. Extiende los brazos en alto. Aprieta los omóplatos y lleva tus pulgares hacia abajo hasta la punta de los hombros. Repite el movimiento de 10 a 12 veces. Concéntrate en activar los músculos de la espalda superior con cada repetición. Este ejercicio de polea al pecho con la ayuda de un rodillo de espuma ayuda a aumentar la sensibilización en los músculos superiores de la espalda, para que puedan ser entrenados para activarse. Mejorar la postura involucra "enseñar" a los músculos a qué hacer a través de repeticiones.

Remo sentado

Siéntate en el cable fijo con las rodillas dobladas. Toma las manijas con las dos manos y tómate un momento para ajustar tu postura. Siéntate derecho tira de tus hombros hacia atrás y mantén una espalda superior recta. Imagina que estás tratando de sostener una tarjeta de crédito entre tus omóplatos a medida que ejercitas tu espalda. Tira de las manijas a un punto justo debajo de tus axilas. Repite de 12 a 15 veces en un movimiento lento y controlado para obtener mejores resultados.

Cobra tendida

Acuéstate sobre tu vientre, con tus brazos a los lados. Ejercita isométricamente tus glúteos, tus isquiotibiales y tu espalda baja. Ejercita los músculos de tu espalda superior y levanta tu torso algunas pulgadas del piso, manteniendo tus brazos rígidos y haciendo fuerza. Realiza de ocho a 10 repeticiones lentas, relajando tus músculos entre cada repetición. El fortalecimiento adecuado de la espalda, hombros y músculos núcleo mejorará tu postura con el tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por monica niska | Traducido por gerardo núñez noriega