Los mejores ejercicios para construir un trasero sexy rápido

Si tan solo lograr un trasero sexy fuera una tarea rápida, la dedicación a una dieta saludable, cardio y un entrenamiento de fuerza regular son tres ingredientes necesarios para moldear tus glúteos. Aunque puede tomar más tiempo de lo que esperas, hacer ejercicios de trasero efectivos dos o tres veces a la semana puede ayudarte a alcanzar tu meta. Un estudio comisionado por el consejo americano de ejercicio, y conducido por la universidad de Wisconsin, en La Crosse, reveló el mejor ejercicio para trabajar tu parte trasera.

Extiéndete

El estudio reveló que la extensión cuadrúpeda de cadera activa los glúteos más que cualquier otro ejercicio de trasero investigado. Para hacer este ejercicio, arrodíllate en tus cuatro extremidades. Pon tus manos bajo tus hombros y tus rodillas bajo tus caderas. Estira tu espalda y aprieta los músculos de tu estómago. Levanta tu rodilla izquierda de el suelo. Manteniendo tu pierna en un ángulo 90 grados, empuja tu talón izquierdo hacia el techo, deteniéndote cuando tu rodilla esté paralela al piso. Baja tu rodilla hasta el suelo, deteniéndote antes de que lo toque. Repite 12 a 15 veces, después has extensiones con tu pierna izquierda.

tonifica tus glúteos

Las estocadas invertidas moldean el trasero. Párate derecho e inclina tus rodillas ligeramente. Extiende tu pierna derecha detrás de ti y levántate sobre los dedos de tus pies. Apunta ambos pies hacia adelante. Pon tu rodilla izquierda sobre tu tobillo izquierdo, relaja los hombros y aprieta los músculos abdominales. Dobla tu pierna 90 grados mientras bajas tu rodilla derecha hacia el suelo. Detente antes de que tu rodilla toque el suelo, empuja tu talón izquierdo y párate. Completa 12 a 15 repeticiones, cambia de piernas y haz estocadas con tu pierna derecha

Agachate

Las sentadillas desafían tu parte trasera y tonifica tus músculos. Párate derecho, dobla tus rodillas ligeramente y posiciona tus pies a la distancia de tus hombros. Siéntate hacia abajo y hacia atrás, baja tus caderas hacia el piso y hacia atrás, deteniéndote cuando tus piernas formen un ángulo de 90 grados. No permitas que tus piernas se muevan adelante de los dedos de tus pies mientras tu cuerpo se mueve hacia abajo. Empuja hacia tus talones y párate. Completa 12 a 15 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por judy bruen | Traducido por esther guerrero