Los mejores ejercicios abdominales para jinetes de caballo

Cuando se monta un caballo, el cuerpo humano se estabiliza en un grado considerable por sus músculos abdominales transversales. Estas son las capas más profundas de los músculos, y encierran toda la sección media. A diferencia de los otros cinco tipos de músculos en la familia de los abdominales, los transversales no responden a los abdominales (sit-ups) habituales y trabajan en crisis. Lo que les llama la atención son los ejercicios que implican las piernas, caderas y la estimulación profunda del núcleo abdominal.

Codos y dedos de los pies

Acuéstate boca arriba con los codos colocados debajo de los hombros. Coloca tus dedos de los pies en el suelo con las piernas separadas por el ancho de tus caderas. Con la espalda recta, levanta tu cuerpo desde el suelo al tiempo que tiras de tu ombligo hacía adentro. Mantén esta posición de 30 a 60 segundos, respirando, manteniendo la espalda recta y paralela al suelo. Vuelve a la posición de partida, y luego relájate. Realiza de 3 a 5 repeticiones.

Sentadilla libre (Leg raiser)

Acuéstate en el suelo. Coloca tus manos debajo de las nalgas mientras presionas la espalda contra el suelo. Levanta una pierna 10 pulgadas (24 cm), luego vuelve lentamente al suelo. Sube y baja la otra pierna de la misma manera. Establece tu objetivo en tres series de 10 repeticiones con cada pierna.

Elevar la pelvis

Acuéstate y presiona tu espalda contra el piso. Dobla las rodillas y mantén tus pies plantados en el suelo. Lentamente levanta la pelvis, mantén presionado brevemente en tu apogeo, y luego baja lentamente de nuevo al suelo. Mantén estacionaria la parte superior del cuerpo. Haz tres series de 15 repeticiones.

De manos y rodillas

Asume la posición de manos y rodillas en el suelo con las manos separadas al ancho de los hombros. Los codos deben estar ligeramente flexionados. Las rodillas se deben estar tocando ligeramente detrás de ti, con tus dedos cerrados contra el suelo. Dibuja en tu ombligo para apretar tus músculos abdominales, y en un movimiento suave controlado, levanta las rodillas del suelo. Tu parte superior del cuerpo debe permanecer inmóvil. Mantén esta posición durante 20 segundos (60 será tu meta), y luego vuelve lentamente las rodillas hacia el suelo. Trata de repetir tres series de 10 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por gary ronberg | Traducido por daniel badillo