Las mejores cosas sobre las que puede dormir un bebé

El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es la principal causa de muerte en bebés de entre 1 y 12 meses de edad, de acuerdo con Healthy Children. Tú puedes ayudar a proteger a tu bebé asegurándote de que duerma siempre en el lugar y el medio ambiente más seguros posible. Este lugar seguro puede variar de acuerdo a la situación de tu hogar o a la ubicación de tu bebé.

Moisés o cuna

Un moisés o cuna puede ser cómodo para un bebé, especialmente si es recién nacido. Estas camas pequeñas y portátiles funcionan bien si tienes un espacio limitado o prefieres que tu bebé duerma en la misma habitación que tú. Asegúrate de que el moisés o cuna tenga la certificación de seguridad de la Juvenile Products Manufacturers Association (JPMA, por sus siglas en inglés), y que tenga un buen soporte en la parte inferior. Debe tener una base amplia, de modo que no pueda volcarse si tropiezas con ella. Asegúrate de seguir las normas de tamaño y peso proporcionadas por el fabricante para el moisés o cuna, y traslada a tu bebé a una cuna cuando sea demasiado grande.

Cuna

Puedes poner a tu bebé en una cuna certificada por la JPMA hasta que sea un bebé mayor. Asegúrate de que la cuna no tenga bordes ásperos ni pintura agrietada o descascarada. No debe tener listones rotos ni faltantes. Coloca la cuna lejos de las ventanas, persianas, cortinas o tapices. La publicación Consumer Reports señala que la cuna debe tener en su interior un colchón firme y apretado.

Viajes

Si viajas con tu bebé, puedes colocarlo en una cuna portátil de viaje que tenga una superficie de descanso firme y apretada para que duerma. Si no hay una cuna portátil segura disponible, Consumer Reports sugiere colocar a tu bebé sobre una colchoneta o una manta delgada en el suelo para pasar la noche.

Sueño seguro

Para evitar el SMSL y mantener a tu bebé seguro, colócalo sobre su espalda cuando se duerma. No uses cojines posicionadores, ya que pueden causar asfixia. No debe haber mantas o animales de peluche en su cuna. Según Consumer Reports, debes evitar fumar en el hogar, ya que esto puede aumentar el riesgo de SMSL.

Ropa segura

Puedes ayudar a mantener a tu bebé a salvo comprobando que está usando ropa segura a la hora de dormir. Consumer Reports sugiere que mantengas la temperatura en la habitación del bebé entre los 68 y 72 grados Fahrenheit (20 y 22 grados celsius) y que lo vistas con ropa ligera. Busca pijamas que sean ligeras, ajustables y resistentes al fuego. De acuerdo con Baby Center, el sobrecalentamiento es un factor que propicia el SMSL, así que asegúrate de que tu bebé no esté sudando o ruborizado por causa de su ropa de dormir. En los meses fríos, puedes usar un saco de dormir ajustable para mantenerlo caliente sin usar una manta.

Advertencias

Para dormir coloca a tu bebé solamente sobre superficies firmes y planas. No lo dejes dormir sobre un colchón de aire o en una cama de agua. Tampoco debes permitir que se duerma sobre una almohada, en un sofá o en un sillón moldeable.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por josé antonio palafox