Los mejores cinco ejercicios para quemar grasa en la línea de la cintura

La regla simple para perder el exceso de grasa, sin importar en qué parte de tu cuerpo esté, es quemar más calorías de las que consumes. Esto significa hacer un ejercicio cardiovascular regular. Solo una vez que los músculos de tu estómago no estén escondidos bajo una capa de grasa te ayudarán los ejercicios de fuerza para los oblicuos y los abdominales transversales a darle a tu cintura una forma notoria.

Ejercicio cardiovascular

La grasa no es fácil de cambiar. A tu cuerpo le gusta acumularla para mantenerte caliente y para mantenerte en caso de escasez de alimentos. Como resultado, tu cuerpo prefiere usar el glucógeno que viene de los carbohidratos como energía al hacer ejercicio. Si quieres comenzar a quemar grasa, tendrás que ejercitarte a una intensidad moderada durante por lo menos 30 minutos, recomienda la American Heart Association. Correr es una mejor actividad cardiovascular que caminar, ya que usa más a tus músculos y requiere ejercitarlos más, lo que significa que quemas más calorías.

Sentadillas con brazos levantados (Squats With Raised Arms)

Según el entrenador personal Ian Graham en el sitio web ShapeFit, cualquier ejercicio que requiera que eleves tus brazos sobre tu cabeza ejercitará tus abdominales. Párate derecha con tus brazos a los lados y nota cómo se sienten los músculos de tu abdomen. Ahora levanta tus brazos sobre tu cabeza y nota cómo se tensan naturalmente tus abdominales. Ahora aplica este concepto a ejercicios como las sentadillas. Hazlas con los brazos levantados para que tus abdominales trabajen más duro para mantener el equilibrio.

Plancha (Plank)

Este ejercicio requiere que los músculos de tu abdomen sostengan todo el peso de tu cuerpo en una posición fija y estable; si lo haces correctamente, es difícil. Si eres nuevo con las planchas, Graham sugiere realizarlas con tus rodillas en el suelo. Si eres más avanzado, arrodíllate en cuatro con tus manos directamente debajo de tus hombros y levanta después las rodillas del suelo. Tu cuerpo debe formar una línea recta desde los hombros hasta los dedos de los pies. Es importante mantener a los abdominales firmemente involucrados para no hundir la cadera o sacar a tu cola en el aire. Intenta mantener la posición por 30 segundos. Una vez que puedas hacer esta versión cómodamente, intenta hacer planchas con tus codos doblados y tus antebrazos descansando sobre el suelo.

Abdominales con giro (Twisting Crunch)

Este ejercicio se enfoca en los músculos oblicuos, los que se encuentran a los lados de tu torso. Recuéstate sobre tu espalda con las rodillas dobladas y los pies planos sobre el suelo. Puedes meter los dedos de los pies bajo una base o una silla baja como soporte añadido si lo necesitas, dice ExRx.net. Coloca tus manos debajo de tu cabeza y usa tus abdominales para levantar a tus hombros y a la parte superior de la espalda del suelo. A medida que te levantas, gira tu codo izquierdo llevándolo hacia tu rodilla derecha. Baja y repite girando hacia el otro lado.

Fortaleciendo el torso

Los abdominales transversales se encuentran debajo de tus oblicuos y actúan como un corsé estabilizando tu torso y dando soporte a tus órganos internos. Para encontrarlos, coloca la base de cada mano en la parte huesuda de la cadera, con tus dedos hacia adentro y tus pulgares unidos en el ombligo. El área debajo de tus dedos es en donde se encuentran estos músculos, dice Sportsinjuryclinic.net. Para tensarlos, imagina que estás tratando de cerrar un par de vaqueros muy apretados. La contracción será casi indetectable en la superficie de tu estómago. Sostén la tensión por unas cuantas respiraciones profundas y relájate. Intenta respirar hacia tus costillas, expandiéndote hacia los lados en vez de inflar tu pecho o estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica mccahon | Traducido por ana maría guevara