Las mejores carrera de velocidad como ejercicio cardiovascular

Muchas personas temen tener que hacer ejercicios cardiovasculares de larga duración constantemente por dos razones: una es que puede ser aburrido y la otra es que no muchas personas tienen el tiempo para pasar horas haciendo cardio cada semana. Correr es una alternativa eficaz que mejora la resistencia aeróbica y quema mucha grasa. Las mejores carreras de velocidad son a su máxima intensidad y de larga duración, porque agotan totalmente tus músculos.

Resistencia aeróbica

Correr no es sólo para los velocistas o individuos que desean quemar calorías en un corto periodo de tiempo. El velocismo también puede beneficiar a los atletas de distancia mejorando su resistencia aeróbica. El entrenamiento de intervalos aeróbicos, que implica la repetición de carreras de alta intensidad alternadas por períodos breves de descanso, genera beneficios aeróbicos porque los períodos de descanso son tan cortos que no dan lugar a la recuperación completa, aumentando así la capacidad aeróbica, según Jack H. Wilmore y David L. Costill, autores de Fisiología del deporte y el ejercicio.

Quema de grasa

Generalmente, el cuerpo quema un mayor porcentaje de grasa para obtener energía durante el ejercicio de menor intensidad y más hidratos de carbono para obtener energía durante los ejercicios de alta intensidad. En teoría, para quemar grasa debes de hacer ejercicios de cardio a una intensidad menor, pero estos ejercicios queman menos calorías que los ejercicios de mayor intensidad. Así que, mediante la realización de actividad más difícil y de mayor intensidad, como el velocismo, quemarás una mayor cantidad de calorías, aumentando así la cantidad de grasa quemada.

Carreras a velocidad de corta duración

El entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT por sus siglas en inglés), abarca cortos periodos de carreras a velocidad seguidos por períodos breves de recuperación corriendo a baja intensidad. En carreras de 30 segundos, después de calentar durante al menos cinco minutos, corre a tu máxima velocidad, luego camina durante 30 a 90 segundos para recuperarte. Los principiantes deben caminar los 90 segundos en su totalidad y gradualmente reducir el período de recuperación. Estos intervalos deben repetirse de seis a 12 veces y terminar el entrenamiento con un enfriamiento de cinco minutos.

Carreras a velocidad de larga duración

Los intervalos más largos agotan completamente los músculos de su energía almacenada. Esta energía tendrá 24 a 48 horas para reponerse, según el sitio web Interval Training. Las carreras a velocidad largas duran aproximadamente 60 segundos con intervalos de recuperación de entre 60 a 120 segundos. Realiza seis a 12 carreras a velocidad de larga duración, aumentando el número de intervalos y disminuyendo gradualmente el tiempo de recuperación a medida que progreses. Combina intervalos largos y cortos en tu programa semanal de entrenamiento para una perder grasa al máximo y obtener los beneficios de la resistencia aeróbica.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por maria del rocio canales